Memo Ochoca ¡Impenetrable!

Deportes 18/06/2014 01:31 Actualizada 09:09

[email protected]

FORTALEZA.— Lo único que preocupaba a Guillermo Ochoa era que sus compañeros no perdieran sus respectivas marcas. La multitud se rendía ante su atajada de época (23’), pero el meta de la Selección Mexicana no cayó en los seductores brazos de la soberbia.

Muestra de la personalidad mostrada por el Tricolor sobre el lienzo verde del estadio Castelao. Sus jugadores afirmaron que el pentacampeón del mundo no les asustaba. Respaldaron el discurso con 90 minutos estoicos, en los que su arquero les salvó de la derrota, pero también coquetearon con una histórica victoria.

Igualada (0-0) que supo a gloria a Miguel Herrera y a sus futbolistas, que no sólo plantaron cara al máximo favorito para llevarse la Copa del Mundo. Le infundieron terror.

Es por eso que todos apretaron el puño derecho tras el silbatazo final del árbitro turco Cüneyt Cakir. Los octavos de final están cerca; todavía no se amarran, mas demostraron que pueden competirle al que sea.

Complicada tarde de un equipo diseñado para el hexacampeonato.

Muy poco de Neymar. Mérito de Rafael Márquez, Francisco Javier Rodríguez y Héctor Moreno. La cabellera más famosa de Brasil expulsó innumerables gotas de sudor, unas cuantas de ese talento que le convierte en la máxima esperanza de la Verdeamarelha. Terminó ahogado en su frustración, al igual que Luiz Felipe Scolari.

Pero los de la polémica playera roja resistieron y hasta lograron generar peligro en la portería defendida por Julio César, el más desesperado entre los dirigidos por 'Felipao'.

La Selección Mexicana sigue sin marcarle gol a Brasil en el máximo evento futbolístico del orbe (360 minutos). Poco importó. El de ayer fue un duelo histórico. Jamás se había logrado arrebatarle una unidad. Ésta vale oro. Genuina inyección anímica para un grupo que sigue sin recoger el balón en su portería durante esta Copa del Mundo.

Casi todo el crédito de Ochoa, hombre de ensortijada cabellera y plasticidad única. La presumió a plenitud en aquel sólido cabezazo de Neymar. El atacante del Barcelona superó la marca del 'Káiser de Michoacán', no el brazo derecho de Guillermo, quien hasta movió la palma de la mano para asegurarse de que el balón no entraría. Milagro en el área mexicana, inicio de una actuación que es un clásico instantáneo del Tricolor en los Mundiales.

El volante Paulinho y el zaguero central Thiago Silva completaron la lista de víctimas de Memo.

Sigue Croacia y otro empate basta para clasificar. Los octavos de final lucen cerca, pero el panorama permite ver mucho más lejos.