18 / junio / 2021 | 00:35 hrs.

Real Madrid despide con descalabro a Javier Aguirre

Deportes 18/05/2014 00:03 Actualizada 03:30

MADRID.— El Real Madrid se despidió ayer de la Liga española con una victoria por 3-1 ante el Espanyol, en duelo que significó a la vez el último partido del mexicano Javier Aguirre en el timón del equipo periquito.

El astro madridista Cristiano Ronaldo no jugó al resentirse en el calentamiento de una lesión en la pierna izquierda, pero Gareth Bale anotó su gol 15 del campeonato a los 64 minutos, Álvaro Morata amplió con un doblete a los 86’ y 91’ y el Madrid cerró el torneo con sólo una victoria en los últimos cuatro partidos. Los Periquitos recortaron por vía de Pizzi (90’).

El arquero Íker Casillas sí fue titular en el Madrid, para mantener el ritmo de cara a la final de la Liga de Campeones que los merengues deben disputar contra el Atlético de Madrid el próximo sábado en Lisboa.

“Cristiano no estaba cómodo, sintió una pequeña molestia en el abductor y era un riesgo, pese a que tenía confianza. Si hubiese sido la final de la Champions hubiera jugado”, intentó tranquilizar el técnico de los blancos, Carlo Ancelotti.

El Madrid terminó tercero en la Liga, a tres puntos del campeón Atlético, que se coronó con un empate a un gol en el feudo del Barcelona.

Aguirre, quien no seguirá como timonel blanquiazul, dejó al Espanyol en el lugar 14 de la Liga, con 42 unidades.

“No hay trauma ni bronca. Tomé la decisión de irme hace un par de meses y se cierra un ciclo. La historia del club está por encima y yo andaré mi camino”, declaró El Vasco.

El Madrid dominó a un Espanyol que se acorazó en su cancha desde el inicio, confiado en su arquero Kiko Casilla, quien tapó con seguridad varios remates, pero no pudo contener todo y al final el cuadro catalán cargó con el descalabro.

Con la victoria, el cuadro blanco tendrá ahora la etapa final de preparación rumbo al choque por la Champions 2013-14.