24 / junio / 2021 | 08:00 hrs.

En defensa de la multipropiedad

Deportes 18/05/2014 00:03 Actualizada 03:30

Las críticas no han dejado de llegar, no han dejado de insinuar que la final del futbol mexicano entre Pachuca y León no es bien vista, por ser entre equipos del mismo grupo empresarial.

Mas para Jesús Martínez Murguía, presidente de León, el que una empresa maneje uno o más equipos no es lo grave, es más, podría ser el futuro del balompié mexicano.

Si no, al tiempo.

“El negocio del futbol es muy difícil”, comenta el directivo, quien hace tres años por orden expresa de su padre, Jesús Martínez Patiño, se hizo cargo del León, al que llevó de la División de Ascenso a la Primera Nacional, para después hacerlo campeón.

El grupo, que tiene los derechos de Pachuca, León y Estudiantes-Tecos en la División de Ascenso, “no está descubriendo el hilo negro, por más que le busques. Claro, hay otros clubes, como es el caso de Santos, que ha hecho bien las cosas, contruyendo una gran infraestructura”.

—¿Un dueño con varios equipos, es lo mejor a futuro, para que exista estabilidad?

“Bueno, cualquier empresario es bienvenido a entrarle mientras los recursos vengan de un buen lado —comenta. Pero es difícil, mucha gente no le quiere entrar. Nosotros somos unos apasionados del futbol, y esto no quiere decir que siempre nos vaya bien, pero hay que ver por el bien del futbol, principalmente”.

—¿Y las especulaciones?

“Aquí [en el Grupo Pachuca] trabajamos de buena fe. No porque dos equipos sean del mismo dueño tenga que haber mucha bronca”.

Martínez Murguía afirma que hay broncas más fuertes en México: “Por qué no ven lo de la falta de pago a los jugadores; los cambios de sedes. Eso sí es más grave”, finaliza.