24 / junio / 2021 | 07:53 hrs.

Desastre Total Ultraviolento ofrece una noche extrema

Deportes 18/05/2014 00:03 Actualizada 03:30

No mintieron cuando dijeron que dejarían todo en el ring en la conferencia de prensa.

La Arena Querétaro vibró con el inicio de la gira de la empresa de lucha libre Desastre Total Ultraviolento, quienes hicieron de la función denominada “DTU Devastador” una noche inolvidable para los aficionados que llegaron a la Arena Querétaro.

Artefactos como sillas, lámparas, engrapadoras, tachuelas y vidrios, entre otras cosas, hicieron que la lucha extrema se viviera en su máximo esplendor, y así, los aficionados disfrutaron de siete enfrentamientos que los mantuvieron al filo de la butaca.

Unos días antes Violento Jack se autonombró como uno de los mejores de las luchas extremas del país, algo que no logró demostrar en el enfrentamiento de las tres de las parejas más sangrientas de la República Mexicana, que pelearon sin ninguna protección en el ring. Solo las tablas recibían los impactos de los castigos.

Una de ellas, conformada por Crazy Boy y Dance Boy, la segunda integrada por Violento Jack y Dement Xtreme, y la última integrada por Ángel o Demonio y Ovett, mejor conocidos como “Los Porros”, quienes pelearon en un ring sin lonas y sin protección, en un verdadero y sangriento combate. “Los Porros” salieron con el brazo en alto gracias a Ovett, quien rindió a Violento, luego de estrellarlo contra una escalera.

En la semiestelar, lucha de alto impacto, el actual campeón de la DTU, el norteamericano Shane Strickland borró del cuadrilátero a los gladiadores Jinzo, Kaleth, Príncipe Halcón, Ángel del Misterio, Rey Celestial, además del recién desempacado de Japón con un campeonato, Flamita.

En la lucha recia estilo Japón, fueron tres parejas las que se enfrentaron sobre el ring. El Pantera y Pantera Jr., por un lado; Artikus y Rocky Lobo, en otro y Black Fire y la Chica Yeye, fueron los gladiadores que en su momento provocaron las risas de los asistentes, con las ocurrencias del luchador exótico. Un beso de Chica Yeye para Pantera Jr. detonó el triunfo de su dupla.

En el campeonato de parejas del estado de Querétaro, los Dragones de Oriente I y II revalidaron lograron mantener en su cintura el cetro, al derrotar las parejas de los queretanos Ursus y Drabek II, y la conformada por Ciclope y Draztick Boy.