Se encuentra usted aquí

Un paraíso en tierras brasileñas

18/02/2014
12:02
-A +A

[email protected]

SANTOS, Brasil.— Esta isla vio nacer y crecer a estrellas del balompié como O Reí Pelé, Neymar o Robinho. Aquí se respira futbol. Muchos de sus habitantes les han visto en persona o dicen saber de alguien que los conoce. En las calles se cuentan sus historias: “Aquí viene a comer”, “allí le gusta estar”, “ése es su lugar favorito”. Esta ciudad, que tiene el puerto más grande de América Latina, el jardín frontal de playa más extenso del mundo y es uno de los balnearios más importantes de Brasil, será el hogar de la Selección Mexicana durante el Mundial.

Al no ser sede mundialista, este balneario podrá ofrecer a los viajeros un lugar de hospedaje lejos del intenso tráfico y del flujo de visitantes que tendrá Sao Paulo, ubicada a una hora por carretera.

Aquí no hay aeropuerto y los más cercanos están en Sao Paulo. Ningún vuelo a Fortaleza, Natal o Recife (sedes de los juegos del equipo nacional) es directo, se hace una o dos escalas. A diferencia del viaje, en chárter, que la Selección Mexicana hará, los aficionados enfrentarán un peregrinaje.

Las playas, su belleza

El principal atractivo de Santos es la belleza de sus playas públicas. A diferencia de México, donde el Gobierno permite construir edificios casi pegados al mar, en Brasil se prohíbe. El resultado: cientos de metros cuadrados de arena, donde se lleva a cabo la vida social, cultural y deportiva de esta ciudad, con un clima promedio de 28 a 30 grados.

Por las mañanas o las tardes, cuando el sol pega menos fuerte, estas playas se llenan de cientos de personas que vienen a refrescarse en el mar, a broncearse y hacer ejercicio. Ya sea correr o dar largos paseos en bicicleta, en patines o patineta y disfrutar del jardín frontal de playa más largo del mundo, inscrito en Libro de Record Guiness, con sus casi 6 kilómetros de longitud.

Entre los principales puntos turísticos de Santos, además de sus playas, destaca el Acuario Municipal, uno de los más grandes de Brasil. También está el museo del Café Brasileño, el Orquidario Municipal, el Jardín Botánico Chico Mendes y el Panteón de los Andradas.

¿Dónde comer y hospedarse?

El mejor lugar para hospedarse es frente a la playa o en calles cercanas a la costera Presidente Wilson, sobretodo en la zona del Barrio Gonzaga, donde está la mayor zona de restaurantes y comercios.

En el centro de la ciudad se encuentra el Casco Antiguo, al extremo oriente de esta isla. Un lugar de mucha historia, como todo Santos.