Pumas tiene meta a la vista

Deportes 17/10/2015 03:25 Actualizada 03:31

Al inicio del torneo había dudas en Ciudad Universitaria. El escepticismo era evidente en los aficionados auriazules cuando Antonio Sancho, vicepresidente deportivo de los Pumas, anunció que esta campaña la meta era llegar a 26 puntos.

Pero esta noche, los felinos pueden gritar “misión cumplida” si sobreviven al estadio León y La Fiera que ahí habita. No sólo eso, Universidad también puede consolidarse como líder del Apertura 2015.

La temporada de ensueño se pone a prueba en tierras guanajuatenses para los del Pedregal.

Duelo que se visualiza como el mejor de la jornada. Pumas, el equipo uno de la liga con 25 puntos, va a la cancha del sembrado dos. Los Panzas Verdes (24 puntos) no han perdido en su feudo (cinco triunfos en fila) y poseen la intención de quedarse con la cima.

“El equipo no trabaja para marcas, sino para objetivos y puntos”, señala Guillermo Vázquez, técnico de los capitalinos.

“Pumas es un equipo sólido, que ha mantenido el orden, aplicado, inteligente y sabe enfrentar a diferente tipo de rivales, con diferentes capacidades”, presume el estratega.

Universidad y León se miden en el momento del certamen en que comienza a definirse a los candidatos serios rumbo a la Liguilla. Para el club que gane hoy sería prácticamente amarrar su boleto a la fase final, cuando falten cuatro partidos para el final de la fase regular del Apertura 2015.

“El primer paso que tenemos que dar es entrar entre los mejores ocho a la Liguilla, esa es la idea, ya después se verá”, analiza el volante felino, Fidel Martínez.

Desde que los esmeraldas regresaron a la Primera División, Pumas sólo ha podido ganar una vez en el estadio León. Fue en el Clausura 2014, cuando un doblete de Martín Bravo sirvió para que los tres puntos se tiñeran de auriazul (2-1). En los otros dos choques, los Panzas Verdes se quedaron con el triunfo.

Medir fuerzas como visitante con uno de los equipos más fuerte de la actual temporada emociona a los capitalinos. Sienten que es momento de dar un golpe de autoridad y mantener el liderato por, al menos, una jornada más.

“Nosotros estamos aspirando a calificar a la Liguilla, estar en los primeros lugares y pelear por el campeonato”, avisa el delantero auriazul, Eduardo Herrera.

“Estos últimos juegos nos servirán para retomar el nivel y encontrar nuestro mejor funcionamiento. Y el próximo partido nos servirá para ver en qué nivel estamos”, añade.

La promesa de observar buen futbol está hecha. El liderato está en juego en León y, para los Pumas, el poder satisfacer a su directiva que le exigió al inicio del torneo alcanzar 26 puntos.