Le cortan las alas a Juan Castillo

Deportes 17/10/2012 01:16 Actualizada 08:08

FILADELIA.— El experimento —de pasar de la ofensiva a la defensiva— le costó el trabajo a Juan Castillo, quien se desempeñaba como coordinador de la defensa de las Águilas de Filadelfia en la NFL.

Castillo fue despedido ayer por el entrenador en jefe del equipo, Andy Reid y su puesto será ocupado por el entrenador de la defensiva secundaria, Todd Bowles. Esta fue la primera ocasión en la que Reid despide a un entrenador asistente a mitad de temporada en sus 14 años como responsable del equipo.

“Yo puse a Juan en esta situación y las cosas no resultaron de la forma en la que esperaba”, comentó Reid. “Asumo completamente la responsabilidad por haberlo colocado en dicho puesto”.

La decisión de Reid, el año pasado, de promover a Castillo —quien tenía 13 años como entrenador de la línea ofensiva— fue sorpresiva. Llegó después de una búsqueda exhaustiva de candidatos y con la adquisición del coach de línea defensiva, Jim Wash- burn, quien emplea un complejo sistema que pocos conocen.

El trabajo de Castillo era visto en microscopio desde que tomó el cargo, y cada movimiento que pedía era sometido al escrutinio de todos.

En su primera temporada pareció rebasado por la responsabilidad, Filadelfia tenía marca de 4-8 y los problemas defensivos fueron notorios. Sin embargo, al final de la campaña, cuando ganaron los últimos cuatro partidos, se notó una mejoría en la unidad de Castillo.

“Tengo que hacer lo que pienso que es lo correcto, sin importar si coincide o no con la opinión pública”, comentó Reid.

El despido del coach Juan se hizo dos días después de que la defensa dejara escapar una ventaja de 10 puntos, a 5:18 minutos del final, y perdieron 26-23 en tiempo extra ante los Leones de Detroit. Una semana antes, la defensa permitió que los Acereros de Pittsburgh los barrieran y les permitieron un gol de campo a segundos del final para la derrota.

Las Águilas (3-3) descansan esta semana y Reid afirma que no son los únicos cambios que se esperan. Esta ofensiva que posee a varios jugadores dinámicos, actualmente es una de las peores para anotar puntos, y entrega muchos balones perdidos.

“Por favor, entiendan que la ofensiva, la defensiva y los equipos especiales necesitan mejorar en este momento”, dijo Reid. “Seguiré con mi trabajo en ello porque es mi responsabilidad. Los comento esto, porque las cosas sucedieron así. Sigo con la evaluación de la situación”.

El propio Reid no tiene el trabajo asegurado, por lo que hará todo lo posible por conseguir resultados positivos. El dueño del equipo, Jeffrey Lurie expresó que otra temporada de 8-8 es inaceptable. Laurie incluso dijo que consideró despedir al coach Reid la temporada pasada, luego de que el equipo se quedó sin jugar los Playoffs después de que generó muchas expectativas.

La única opción de Reid es conseguir victorias y jugar la postemporada o su trabajo peligra también.