Se encuentra usted aquí

El subliderato se pinta de auriazul

Pumas vuelve a ganar en casa; golea a unos Lobos BUAP que se desdibujan
Los felinos no ganaban en su casa desde el 29 de julio, cuando derrotaron 5-3 al Necaxa.
Foto: Imago7
17/09/2018
07:09
Sebastián García M.
-A +A

Volvió la alegría a Ciudad Universitaria. Los Pumas se impusieron 4-2 a Lobos BUAP y terminaron con una racha negativa de casi dos meses sin victoria en el estadio Olímpico Universitario.

Los felinos no ganaban en su casa desde el 29 de julio, cuando derrotaron 5-3 al Necaxa.

Regresar después del parón por Fecha FIFA le vino bien a los de la UNAM. El segundo lugar de la clasificación y la mejor ofensiva del Apertura 2018 les pertenecen; sin embargo, volvieron a sufrir para sentenciar un partido que en los papeles llegaban como favoritos.

Corrían seis minutos y los felinos ya lo ganaban gracias a una anotación del defensor Alan Mendoza, quien aprovechó un rebote en el área para empujar el esférico y adelantar a los locales.

La tempranera anotación le hizo daño al juego. Las emociones no volvieron a presentarse en todo el primer tiempo y el cotejo se tornó aburrido. Así se fue la primera mitad y las jugadas de peligro tenían que esperar.

Artículo
Querétaro cae con el Puebla y deja ir su buena racha; ahora se viene Chivas en la Liga y Dorados en la Copa
Doloroso traspié de Gallos BlancosDoloroso traspié de Gallos Blancos

Llegó el minuto 57 y el juego se “reinicio”. El futbolista hondureño, Michaell Chirinos, empató el marcador para los poblanos y la preocupación invadió al Olímpico. Golpe que provocó el despertar de los auriazules.

La anotación en contra les hizo bien y Juan Iturbe lo confirmó al 65’. El paraguayo, quien se estrenó en el futbol mexicano, sacó un disparo desde fuera del área para vencer al guardameta Antonio Rodríguez y devolver la ventaja a los del Pedregal.

Dos minutos después, Pablo Barrera aumentó la ventaja con una descolgada que finalizó en el tercer gol de los universitarios. La casa auriazul, de pobre entrada, era una fiesta.

Al 73’ se volvieron a encender las alarmas. Leonardo Ramos puso las cosas 3-2 y Pumas sufrió en otro cierre de partido; sin embargo, 10 minutos después Matías Alustiza, con un remate de cabeza puso cifras definitivas y convirtió a la ofensiva de los capitalinos como la mejor del certamen (18).

Contra todo pronóstico, y a pesar de las dudas en su accionar, los felinos dieron el grito de autoridad y ya son segundos de la clasificación. Adiós a los fantasmas, los Pumas están de vuelta. Su próximo compromiso será contra Morelia.

 

 

bft

Comentarios