Un ‘Hermoso’ todo sonrisas y atrevido

Deportes 17/08/2014 00:19 Actualizada 03:30

Oribe Peralta está de un humor inmejorable. Es bromista y le arranca sonrisas a quienes lo rodean. Una “hermosa” alegría que deja ver el delantero del América, luego de darle el triunfo a su equipo ante Monarcas Morelia. Atrás deja el carácter tímido ante las cámaras y micrófonos.

“Me dijeron dos minutos, así que échenle”, dice sonriente el apodado Cepillo. La prensa no pierde el tiempo en pedirle a Peralta sus impresiones del encuentro donde fue el héroe, aunque no se presuma como tal.

“Fue un esfuerzo de todos, tuvimos muchas ganas de sacar el triunfo. Debimos ganar por más anotaciones, pero la verdad es que estoy contento, pese a que tuvimos descuido a la defensiva que nos costaron un poco. Siempre se pueden corregir cosas para lo que viene”, describe el ariete.

Rubens Sambueza, autor de uno de los goles amarillos, sale amable. Se toma fotos con todo el mundo, como Peralta. Se detiene un momento y piensa en que el triunfo no debió ser de último momento sino definirlo antes.

“Las llegadas estuvieron ahí. Nos vamos contentos por el hambre de triunfo que mostramos. Lo mismo en el partido contra Tijuana, que siempre tuvimos esos deseos de quedarnos con los tres puntos”, dijo el volante zurdo y quien fungió como capitán.

Antonio Mohamed le hace segunda a sus futbolistas en cuanto a optimismo. El Turco se sienta en la sala de prensa orgulloso por saber que su América tiene una racha de cinco partidos con triunfo, lo que igualó el mejor arranque de torneo azulcrema (Apertura 2002).

La única circunstancia del juego que no lo dejó conforme fue que sus pupilos pensaran que con el 2-1 parcial estaba todo definido.

“Fuimos justos ganadores, es un premio al que siempre quiso ganar Morelia hizo un gran partido cometimos dos errores que nos costaron los goles, el portero de ellos hizo un gran partido tapó cinco pelotas de gol”, rememora. “Nos confundimos, pensamos que el partido estaba definido con el 2-1, pero eso nos tiene que servir”.

El duelo dejó contento a Antonio Mohamed, pese al sufrimiento en la agonía. Los triunfos son amores y le causa mucha felicidad al estratega americanista que sus pupilos generen opciones al frente, aunque las terminen por fallar en ocasiones.

“El equipo genera muchas ocasiones, la idea es ésta, que el equipo sea protagonista y que la gente se vaya contenta. Generación ofensiva tuvimos muchísima, estoy feliz con el rendimiento del equipo; nos tiene que servir de aprendizaje el partido no estaba controlado”, explica El Turco, con la confianza que da el liderato perfecto del América.