Jiménez debuta con un título para el ‘Atleti’

Deportes 17/08/2014 00:19 Actualizada 03:30

CÁDIZ.— Raúl Jiménez se persignó justo antes de escuchar el silbatazo inicial. Se trata de un chico con gran fe, que ayer cumplió otro sueño sobre una cancha.

El atacante mexicano debutó con el Atlético de Madrid. Fue titular en el partido que los Colchoneros ganaron a la Sampdoria de Italia (2-0), para adjudicarse por novena ocasión el tradicional trofeo Ramón de Carranza.

El canterano americanista, quien jugó 79 minutos y tuvo que salir de la cancha por una molestia muscular en la pierna izquierda, estuvo cerca de anotar al 14’. Sacó un cabezazo incómodo, con buena colocación y potencia, pero fue bien atajado por el guardameta adversario Emiliano Viviano.

Ahogó el grito de gol. Quería estremecer las redes cuanto antes, por lo que reflejó cierto desencanto con la atajada, mas siguió buscando el tanto. Cuando inició el segundo tiempo, volvió a poner a prueba al guardameta, quien resolvió de buena manera.

En el 77’, el medallista áureo en los Juegos Olímpicos Londres 2012 se lesionó al tratar de meter un balón en profundidad, ya que se enredó con un defensa. Un calambre lo obligó a salir cojeando. Nada grave. Iván Alejo le sustituyó.

“Sólo fue un calambre en el gemelo izquierdo, por el viaje y los pocos días que vengo entrenando”, aseguró el chico, quien ponderó su alegría a causa de “haber podido obtener el título y, sobre todo, por debutar con el equipo. Espero seguir haciendo bien las cosas para lo que viene”.

Jiménez se mostró participativo. Además de intentar horadar la portería del club italiano, también trató de coordinarse con Héctor Hernández, quien fue su pareja en el ataque de los Colchoneros. Se tiró a la derecha en busca de balones.

“Me adapté rápido al equipo”, presumió. “Se hicieron buenas jugadas durante varios momentos del partido y eso es lo que tengo que hacer: adaptarme de la mejor manera, hacerlo como en México”.

El Atlético anotó en el 30’, por conducto de Saúl Níguez, tras un zapatazo de Hernández, el cual se estrelló en el travesaño italiano. Al 70’, el uruguayo José María Giménez colocó el 2-0.

Diego Simeone, entrenador del Aleti, decidió probar a varios suplentes y la mayoría le respondió a la perfección. Fue su último ensayo antes de su inicio formal en la campaña 2014-15. El martes, jugará ante el Real Madrid la ida de la Súpercopa Española.