14 / junio / 2021 | 15:49 hrs.

Esta es la última llamada

Deportes 17/05/2014 01:23 Actualizada 09:04

[email protected]

La continuación de Juan Manuel Márquez (55-7-1, 40KO) en el boxeo pende de un hilo. Es su última oportunidad de mantener vigente el anhelo de conquistar una quinta corona mundial en diferente peso. Una derrota esta noche ante el estadounidense Mike Alvarado (34-2, 23KO) y estará al borde del retiro.

El Dinamita se lo juega todo en una velada, justo en el escenario en donde se dio a conocer y a forjar su actual legado, el mítico Forum de Inglewood, California.

“Mi familia me pidió que no hiciera más boxeo, pero me siento bien, físicamente y mentalmente, y por eso continuaré. El equipo y yo pensamos en ese quinto título mundial. Eso es lo que nos motiva a continuar”, explica Márquez, quien marcó 141.6 libras (64.2 kg) en la ceremonia de pesaje.

Juan Manuel está en una encrucijada. A sus 40 años y tras una derrota ante Timothy Bradley en su última pelea por decisión dividida, no tiene mucho margen de opciones. Ante Bradley dejó escapar la oportunidad de alcanzar esa quinta corona en su cuenta personal, por lo que una segunda derrota al hilo, de caer ante Alvarado, sería una sentencia a colgar los guantes.

No obstante, ese fajín welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) podría estar a una victoria más si es que doblega al estadounidense.

La OMB dictaminó que la batalla de hoy sea eliminatoria, aunado a que el promotor Bob Arum asegura que el filipino Manny Pacquiao —actual dueño de dicho cetro welter— ya le dio su palabra de que estaría dispuesto a enfrentar al vencedor de Márquez-Alvarado.

Así las cosas. De vencer Márquez, tendría un quinto enfrentamiento contra Pacquiao por el fajín welter de la Organización Mundial, en algo que ya había descartado después de derrotarlo con un soberbio nocaut en 2012.

“No podemos descartar un quinto enfrentamiento contra Pacquiao. Si la gente lo demanda, se podría dar. Pero ahora no pensamos más allá de Alvarado. Es un duro rival y cualquier cosa puede pasar arriba del ring”, compartió Márquez.

El Dinamita regresa a pelear en un lugar significativo para él y para su entrenador Nacho Beristáin. La primera vez que se presentó en el Forum le levantaron la mano como vencedor apenas en el primer round después de haber logrado un soberbio nocaut. Ahí se presentó 11 ocasiones más en lo que fue un impulso a su carrera para conquistar sus primeros cinturones.

“Yo nací como boxeador en el Forum Boxing en 1994. Ahí aprendí sobre este deporte, ahí la gente mexicana me empezó a conocer. Ellos adoran el estilo de pelear de los nuestros, así que retornar a este lugar que amo, es algo increíble que se esté dando”, admite Juan Manuel, quien tiene 15 años de no presentarse en dicho escenario.

Alvarado, quien en la romana marcó 143.3 libras (65 kilogramos) es un peleador con hambre de triunfo. Se presenta después de perder ante el ruso Ruslan Provodnikov y por ello señala que no puede darse el lujo de volver a salir derrotado si quiere ser considerado entre los estelares. Su principal motivación es que, si gana, podrá pelear ante Manny Pacquiao.

“Me sorprendió que me eligieran como rival de Márquez después de perder ante Provodnikov. Por eso agradezco la oportunidad. Es un honor enfrentarlo. Sé que puedo vencer y podría retirarlo”, comentó Alvarado, el rival que definirá el destino de la última gran figura del boxeo mexicano, quien anhela ese quinto cetro absoluto.