Morales pelea más allá de títulos y nombres

Deportes 16/10/2012 02:52 Actualizada 10:38

Los títulos mundiales ya no son los móviles para subirse al ring. La gloria que da un cetro absoluto es algo que ya vivió en cuatro divisiones distintas. Ahora, lo que motiva a Érik El Terrible Morales para seguir en los enlonados son los retos que puedan representar los puños de los boxeadores en turno.

“En esta parte de mi carrera es subir a pelear más allá de títulos, más allá de nombres. Es subir a pelear encontrando un ‘¿por qué?’. Buscar una motivación. Estar arriba del ring me encanta, pero quiero un motivo. Por eso, con Danny [García] está la espina de lo que sucedió [en marzo pasado]”, comparte Morales en entrevista con EL UNIVERSAL.

Érik (52-8, 36KO) enfrentará por segunda ocasión a Danny Swift García (24-0, 15KO) este sábado 20 de octubre, en el Barclays Center, en Brooklyn, Nueva York.

Es una revancha en donde El Terrible busca saciar el sentimiento de que pudo haber dado más en la primera afrenta. Un duelo que perdió desde la báscula, al no dar el peso y por el cual perdió su cinturón superligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), y que después terminó por caer derrotado por decisión unánime en la lectura de las tarjetas.

“Esta afrenta será una pelea interesente y difícil, de la cual espero lograr un gran resultado para mi persona y sentirme muy bien conmigo mismo, para estar a gusto y sentir que puedo hacer cosas interesantes en el boxeo. He luchado por eso, he trabajado mucho y espero trabajar lo suficiente para ganar esta pelea”, afirma el pugilista de 36 años.

En aquella derrota del tijuanense en marzo pasado, Morales venía de una cirugía de vesícula, por el cual pasó varios días sin entrenar. Aunque él no lo quiere admitir, según sostiene su padre y entrenador José Olivaritos Morales, fue una intervención que terminó por mermarlo en lo físico.

Pero Érik no quiere justificarse. Desea demostrarse este sábado que tiene condiciones de sobra para vencer a un invicto estadounidense.

“Me emociona estar arriba del ring. Me gusta. Para mí es importante esta pelea por lo que lleva. Por el sentimiento que tengo. Hay cosas difíciles que me motivan para poder estar bien al cien por ciento arriba del ring. Pese a que en la primera pelea perdí, veía a la afrenta sin sentido. Ahora es diferente. Hay mucho en juego por mi parte”, advierte.

Y es que una de las cosas que más le ha calado al tijuanense es el hecho de que Swift no quería darle la revancha pese a estar firmado. Así también le hierve la cabeza cada que García se presume como un gran campeón, cuando, en opinión de Morales, sólo ha tenido una gran victoria en su carrera, justo la que tuvo ante él.

El Terrible ve el retiro definitivo pronto. Advierte que su palmarés le es suficiente para alimentar su ego, pero aún tiene un último deseo, que es despedirse en su tierra.

“Si Dios me da energía, me gustaría retirarme en Tijuana. En una, dos, tres o cuatro peleas. No lo sé. No va a pasar de 2014, pero tengo claro que será en Tijuana. Así como empecé, espero retirarme ahí mismo”, anhela el tetracampeón mundial.

—¿Tu despedida será con una corona mundial absoluta?

—Te aseguro que mi retiro será sin corona. Te lo apuesto.

Temas Relacionados
Érik Morales El Terrible ring box