La Cantera, soporte del proceso Carrillo

Deportes 16/10/2012 02:52 Actualizada 08:26

La sangre azul y oro ha defendido a Mario Carrillo. Esos cachorros hambrientos le han dado respiro a su polémico técnico. No con palabras, sino con hechos, con goles y dándole triunfos.

El Capello es un hombre que ha preferido los nombres que apenas empiezan a sonar en el futbol mexicano. Los ha elegido por encima de los refuerzos que llegaron al principio de la campaña para Pumas y a quienes tiene prácticamente borrados.

Eduardo Herrera, David Izazola, José Antonio García y Emilio Orrantia han sido los principales defensores del proceso de Carrillo al frente de los universitarios.

“Los canteranos tenemos que alzar la mano para que el técnico y la institución nos dé una oportunidad y para cuando llegue aprovecharla, porque la cantera tiene mucho que dar, hay gente que tiene todo para estar aquí”, afirma el delantero Izazola, quien le dio con un gol los tres puntos a los felinos ante Pachuca.

Durante la era de El Capello, las victorias han venido de la mano de los “hechos en CU”. Los triunfos para los del Pedregal, tras el cambio de entrenador, han sido gracias a siete anotaciones, cinco de éstas de jugadores formados en La Cantera.

Eduardo Herrera fue el pionero en hacer los goles para proteger con resultados el trabajo de su entrenador.

Primero ante el Puebla, El Grande marcó un gol y gestó otro para el triundo de Universidad 2-1. Se enrachó, marcó ante el León y luego Carrillo lo sacó por Emanuel Villa y los auriazules perdieron.

Herrera tuvo otra oportunidad de estar en el 11 titular y se hizo presente en el marcador ante el Monterrey al hacer la diana inicial. Vinieron los también canteranos Efraín Velarde para hacer un tanto de tiro libre y José Antonio García forzó un autogol para un nuevo triunfo de Carrillo.

“Sabemos que este equipo tiene una muy buena base de jugadores canteranos y estamos aprovechando la oportunidad cuando se nos dan minutos, cualquiera puede jugar”, expone Herrera.

El Güero García, quien ha sido habilitado como lateral derecho, se convirtió en una de las principales apuestas del actual entrenador puma en los partidos que ha dirigido, luego de que para su antecesor, Joaquín del Olmo, no era prioridad utilizarlo.

Ante el Pachuca, el domingo pasado, Izazola entró de cambio por El Grande. El público en la tribuna del Olímpico Universitario se cansó de pedirle a Mario Carrillo el ingreso del Tito Villa. El DT puma soportó esa presión y confió más en su joven atacante para obtener el triunfo.

“Tenía hambre de anotar, para ganarme un lugar y demostrarme que puedo estar aquí. Si el técnico se decide por mí, me toca hacer lo mejor”, expresa el ariete mexicano.

En general, Carrillo ha apostado más por darle ingreso a los canteranos, cuando decide hacer un cambio, en vez de mandar a la cancha a los flamantes refuerzos que no dieron resultados de inicio y que le costó el cargo a El Jaibo Del Olmo.

Ni Villa, ni Martín Romagnoli, ni el lesionado Luis García le han servido a El Capello para ganar. Los canteranos son quienes han dado la cara para darle credibilidad al proceso de un entrenador malquerido en CU.

Temas Relacionados
Pumas Mario Carrillo cantera