18 / junio / 2021 | 01:31 hrs.

Reconoce Márquez la capacidad de Alvarado

Deportes 16/05/2014 01:25 Actualizada 09:35

[email protected]

LOS ÁNGELES.— Pasado y futuro se juntan en el presente de Juan Manuel Márquez. Catorce años después de su más reciente combate en Inglewood, California, el peleador capitalino regresa a un sitio que le dio nombre y fama. Con 40 años de edad, Márquez aún vislumbra un quinto título mundial, pero antes deberá superar al estadounidense Mike Alvarado.

Dinamita ya no es aquel pugilista que con 26 años noqueó en el histórico foro californiano a Wilfredo Vargas. Bastante lona ha recorrido el mexicano, por lo que las especulaciones prefiere dejarlas de lado. Conoce de sus ventajas y debilidades y con esos datos trazó la estrategia que empleará mañana contra su rival, Alvarado.

“Me siento muy emocionado y contento por estar de nuevo en Inglewood”, fueron las primeras palabras, en inglés, de Márquez durante la conferencia de prensa.

“Veo caras viejas, caras que conocí en mis inicios, como a Carlos Ávila, mucha gente que conocí hace 19 años o más. Este lugar tienen mucha historia para mí.

“Las personas que me conocen saben que no soy mucho de hablar abajo del ring, me gusta hacer mi trabajo en el cuadrilátero, por lo que voy a decir tres puntos que tengo preparados para mi pelea del sábado”, expuso el mexicano.

Indicó que lo primero “es decir que Mike Alvarado es un peleador fuerte, difícil, duro y que será muy complicado de vencer, pero de conseguirlo me abrirá las puertas para buscar otro campeonato mundial.

“También decir que me he preparado muy duro, ya que sé que será una guerra arriba del ring.

“Y por último decirles que será una gran pelea para los aficionados de Los Ángeles que son conocedores y muy exigentes, que saben que un boxeador da todo de sí, pero más que un mexicano se muere en la raya”, fue lo que declaró Márquez previo al combate.

Aunque Márquez ha preferido no mencionar nada acerca de un quinto choque con el filipino Manny Pacquiao, de ganar mañana en Inglewood se convertiría en la opción número uno del Pacman para defender el fajín welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Por su parte, Alvarado, quien también cayó en su anterior pleito ante el ruso Ruslan Provodnikov, externó que vencer a Juan Manuel Márquez es uno de sus mayores anhelos, pues sería una victoria que lo catapultaría a los primeros escenarios del boxeo mundial.

“Entrené fuerte y estoy listo para esta pelea en la que me voy a probar a mí mismo. Es una pelea muy difícil, pero la recompensa es mucha y por ello me sacrifiqué”, explicó el nacido en Colorado.

Alvarado, quien en su récord tiene una victoria sobre Brandon Ríos, fue calificado por el entrenador Nacho Beristaín como un peleador agresivo y que hará atractiva la cartelera de mañana en la noche.

“La presencia de un peleador como Alvarado garantiza espectáculo. Mike tiene un buen estilo y la gente no se puede perder esta pelea, va a ser una gran velada”, detalló el emblemático coach veracruzano.

En la misma velada entrará en escena el mexicano Óscar Valdez, una de las promesas del boxeo mexicano, quien marcha invicto en 10 combates sobre los encordados profesionales.

“No dejen de seguir mi carrera desde ahora, porque sé que voy a ser alguien en el boxeo”, manifestó el sonorense.