Se encuentra usted aquí

Contraproducente en el rendimiento

16/03/2016
02:37
-A +A

La marihuana no tiene cabida en el deporte, ni siquiera para uso terapéutico, de acuerdo con Jorge Romo, encargado de los servicios médicos de la Comisión de Box y Lucha Libre de la Ciudad de México.

Se ha probado que las propiedades de la planta cannabis sirven para tratar el dolor agudo, que tienen relación a afecciones del sistema nervioso, como la migraña y el glaucoma. Apenas el año pasado, los padres de la niña mexicana, Graciela Elizalde lograron que se avalara la importación al país de un aceite de marihuana que ayuda a combatir el síndrome de Lennox-Gastaut y las crisis epilépticas que padece a diario.

“La farmacología está tan avanzada, que tenemos tanta cantidad de analgésicos que controlan el dolor, las clínicas del dolor son tan amplias, que la marihuana no tiene el papel que tenía antes cuando no existían los medicamentos modernos”, asegura Romo, ortopedista y traumatólogo.

“Hay muchas personas que aún se dan sus frieguitas de marihuana que anestesia, pero no desinflama ni cura, sólo quita el dolor. La gama de medicamentos que hay en la industria farmacéutica es tan extensa, que esta droga no tiene ningún lugar en el arsenal terapéutico para los deportistas”.

El galeno, quien fuera jefe de los Servicios Médicos del Club América, afirma que hay otro tipo de medicamentos que pueden aliviar los dolores, sin provocar positivo en los exámenes antidopaje.

“Tenemos una gama importante: se llaman analgésicos, no esteroideos, antinflamatorios no esteroideos, que son los que usamos mucho en el deporte”, expone.

“Tenemos medidas de fisioterapia, de kinesiología, de fortalecimiento muscular para mejorar las condiciones de los dolores, como la sangre del propio jugador, el plasma, rico en plaquetas, que no es antidoping. Dijeron el COI y la FIFA que no lo es, el colocarle la propia sangre del atleta para aliviar sus lesiones. Es lo que usamos con más frecuencia”, apunta.

Hay deportistas que han sido sorprendidos consumiendo marihuana, aunque de forma lúdica. Los casos más famosos, el del nadador Michael Phelps, y el boxeador Julio César Chávez Jr.

“No veo ventaja para mejorar el rendimiento. ¿Qué hace la sustancia? Puede ayudar a un deportista que está nervioso, se relaja. Va a disminuir su capacidad de respuesta ni va a tener buen desarrollo en el deporte. Es contraproducente para la competencia”, advierte.