Se encuentra usted aquí

Ortiz fue héroe una vez más

15/10/2013
12:00
-A +A

[email protected]

BOSTON.— David Ortiz ya había ayudado a cambiar una historia de 86 años. Ahora, modificó el rumbo de un partido y de una Serie de Campeonato.

El dominicano resucitó a los Medias Rojas con un grand slam que significó el empate en la octava entrada, y Jarrod Saltalamacchia puso fin al juego mediante un sencillo productor en la novena, para que Boston venciera el domingo 6-5 a los Tigres de Detroit y empatara a un triunfo por bando la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Los Tigres navegaban tranquilos hacia su segunda victoria seguida luego que el abridor Max Scherzer lanzó sin hit hasta la sexta entrada, con una ventaja de 5-0.

Pero un swing del Big Papi trastocó el libreto. Su garrotazo, con dos outs, hizo que el jardinero derecho Torii Hunter se fuera de cabeza por encima de la barda, al bullpen de Boston, en un vano intento por atrapar la pelota, para que la pizarra se pusiera en 5-5.

“Eso es lo que él hace, es un bateador asombroso”, consideró Scherzer, quien sólo pudo ver cómo los relevistas dilapidaban la ventaja. “En postemporada, él es increíble, clave. En cualquier momento, puede desaparecer la pelota con un swing”.

El sencillo de Saltalamacchia llegó luego de una serie de pifias de los Tigres en la novena entrada. Un tiro errado, un lanzamiento descontrolado y una atrapada que no consiguió Prince Fielder prepararon la escena para el hit que definió el encuentro.

La serie se reanuda hoy en Detroit para disputar el martes el tercer juego. Justin Verlander subirá al montículo por los Tigres, para enfrentar a John Lackey.

“Esto es beisbol de Playoffs, dijo el manager de los Tigres, Jim Leyland. “No hay duda de que tenemos un triunfo en la mano y dejamos que otro se nos escapara”.

Fue el primer grand slam en postemporada para Ortiz, astro de los playoffs de 2004, en los que Boston terminó coronándose en la Serie Mundial por primera vez en 86 años.

“Cuando uno considera que está abajo por cuatro carreras, no es muy probable que uno pueda remontar esa desventaja tan tarde en el juego”, dijo el manager de los Medias Rojas, John Farrell.