Un título ayudaría a “El Capello”, dice Hugo

Deportes 15/10/2012 01:03 Actualizada 01:03

Los aplausos, las porras, los gritos y los vítores unánimes en CU le dieron la autoridad para hablar de cómo se conquista al ferviente aficionado de los Pumas.

Hugo Sánchez habla con base en su experiencia. Como jugador y como entrenador de los felinos, ganó campeonatos que ayer lo avalaron como un héroe en el estadio Olímpico Universitario. Afirma que Mario Carrillo sólo se ganará a la afición auriazul con títulos.

“Le va a costar ganarse el cariño de la gente, y la única manera es ganando títulos. Vamos a ver si esta victoria le ayuda”, advierte El Pentapichichi.

Regresar a “casa”, para Hugol fue especial. El recibimiento y la despedida fue inmejorable, pues antes y después del duelo que sostuvieron los Tuzos ante Pumas recibió muestras de cariño.

Se mostraba feliz, como si por un momento se olvidara de la derrota que tiene a su equipo fuerza de la zona de Liguilla.

“Es maravilloso volver a casa y recibir todo este cariño y reconocimiento que emociona a uno y le agradezco a la gente. Me toca el corazón. Todas esas muestras de cariño son por que te las has ganado, no te las dan por caerles bien”, considera el estratega de los hidalguenses.

A Hugol se le recuerda el duro momento que pasa. No ha encontrado la fórmula para que su equipo llegue a estar entre los ocho primeros.

Sus dirigidos apenas han podido conseguir 14 de 39 puntos disponibles que tienen al Pachuca sumido en una crisis de resultados.

El lugar 13 en el Apertura 2012, a tres puntos de la zona de calificación, pero con un partido más representa un duro presente para Hugo.

Con aire agridulce, luego de describir los gratos momentos en CU, Sánchez Márquez obtiene un tono agridulce, casi amargo, en el que no le queda más que aceptar el digusto por el resultado de 1-0 en contra.

“No me gustó que perdiésemos, porque la calificación se nos está escapando. Tenemos que ganar los cuatro partidos que nos quedan para que matemáticamente nos alcance para lograr entrar a la Liguilla”, manifiesta contrariado.

En el duelo vio, el técnico blanquiazul, mejor a los Pumas. “No mucho, solo un poquito”, según analiza. También observa que la injusticia se presentó en el marcador, porque la repartición de puntos, es decir, un empate hubiera dejado conforme al idolatrado en CU, Niño de Oro.

“El empate hubiera sido lo más justo. Fue un partido disputado en el centro del campo, no hubo muchas opciones claras de gol, hubo pocas para ellos y para nosotros. No nos alcanzó. El resultado no me parece justo, pero si algún equipo hizo un poquito más, ese fue Pumas”, señala el entrenador pachuqueño.

Sin embargo, su difícil situación no le impide disfrutar el homenaje de la afición puma, que se le rindió en forma de apluasos y señales de cariño, las cuales agradeció.

Mario Carrillo, de acuerdo con El Pentapichichi, sólo logrará algo similar en CU, si gana, gana y gana, además de conquistar títulos.