Triunfo rudo en la Arena Querétaro

Deportes 15/06/2014 00:40 Actualizada 03:30

Los años pasan y hay enmascarados que la afición no deja de apoyar. Las nuevas generaciones de aficionados aún sienten el gusto por portar máscaras de personajes como Octagón y Máscara Sagrada, como sucedía hace más de 20 años en las arenas del país.

Cierto, ese paso de los años hace que la agilidad no sea la misma de los gladiadores, pero su entrega y profesionalismo siguen intactos, situación que quedó demostrada en la función “La batalla continúa” el pasado viernes en la Arena Querétaro, donde la dupla de luchadores técnicos sufrió en las manos de Fuerza Guerrera y Pirata Morgan, otros dos legendarios luchadores rudos del pancracio nacional.

Fue a dos de tres caídas sin límite de tiempo. Aquel formato clásico que poco a poco fue desapareciendo por las crecientes modalidades en las que se fue modificando este espectáculo.

La primera caída fue ruda. Fuerza Guerrera y Pirata Morgan aprovecharon que el referee les ayudó en ciertos momentos, y cuando estuvo distraído, Fuerza Guerrera propinó tremendo foul a Octagón para obtener la rendición.

En el segundo episodio, los técnicos hicieron gala de su técnica y lograron igualar la lucha, pero finalmente, el triunfo fue para los rudos, otra vez gracias a las marrullerías de Fuerza Guerrera, que aprovechó otra distracción del referee para dar otro golpe ilegal al artemarcialista jarocho y con ello finalizar la batalla ante el reclamo del respetable.

Para finalizar la velada, en una lucha extrema “La nueva monarquía”, tercia integrada por los queretanos Drabek I y II junto a Ursus, derrotaron en sangrienta batalla a “Los Porros”, Ángel o Demonio, Ovett y Big Memo.