Le toca un ‘molero’ en despedida

Deportes 14/10/2015 02:56 Actualizada 10:32

Toluca.— Ricardo Ferretti sale del túnel hacia el campo, con su cuaderno bajo el brazo. Ve hacia el césped y parece que va enojado. Siempre está enojado, y eso que es su partido de despedida.

Pero fue una despedida feliz, porque a pesar de que la Selección Nacional dio el peor partido de su “mini era”, le alcanzó para llevarse la victoria 1-0 sobre Panamá en partido de carácter amistoso celebrado en un abarrotado Nemesio Díez, que se entregó a su equipo y al técnico saliente.

El ‘Tuca’ se va por la puerta grande. Con un récord de dos juegos ganados, y dos empatados, contando como gran plus el pase a la Copa Confederaciones que se consiguió venciendo a Estados Unidos.

Así, Ferretti dijo adiós, sin ánimos de volver, sin mirar atrás. Se va el técnico que criticó los juegos ‘moleros’ en uno más, el más ‘molero’ de esta etapa, pero con la satisfacción de haber cumplido con su deber.

Ahora comenzará otra era, la de Juan Carlos Osorio, quien estuvo en el estadio viendo su futuro y sacando conclusiones de lo que le espera... Que no será para nada sencillo.

A los cinco minutos, Ricardo Ferretti se levantó del banquillo, llevó las manos dentro de los pantalones... No habló, no dijo nada, ni cuando Penedo, portero panameño, le rebotó la pelota a Vela, ni cuando el mismo Carlos tiró desde fuera del área.

‘Tuca’ estuvo impasible. Sólo cuando Talavera ataja un tiro de Cooper comenzó a manotear, comenzó a gritar, a salir el ‘Tuca’ que lleva dentro. Y es que este no fue un juego más para Ferretti.

Los gritos: “‘Tuca’, quédate”, aparecieron una vez más. Y es que aunque el Tri no jugó nada bien durante la primera parte, vivió una fiesta llena de cánticos, de gritos de agradecimientos y apoyo.

De tan malo que estaba el juego, Ferretti no volvió a salir de su banca, ni cuando al último minuto de la primera parte, Javier Aquino recentró y en plena área chica, Carlos Vela anotó en medio de un mar de piernas canaleras.

La entrada de Héctor Herrera hizo mejorar la circulación de la pelota para México durante la segunda parte. En diez minutos, el Tri hizo más que en todo el primer tiempo.

El Nemesio Díez comenzó a cantar “¡Tucaaa!... ¡Tucaaaa!”, olvidándose de cuando gritaban que se fuera, en las épocas que dirigía al Toluca y no se llevaba con el ídolo José Cardozo. En el futbol no hay memoria.

Al final, Panamá apretó, lo que sirvió para que Talavera se luciera y provocara que los gritos de “¡Portero!... ¡Portero!”, inundaran la tribuna.

El árbitro pitó y Ricardo Ferretti se fue como llegó, con su libreta bajo el brazo y la mirada al césped. La gente cantaba: “‘Tuca’, no te vayas”, pero él ni por enterado.

Terminó la era de Ferretti. A partir de hoy, a las 13:00 horas, comenzará la de Juan Carlos Osorio.

Temas Relacionados
le toca un ‘molero’ en despedida