White se dopaba con Armstrong

Deportes 14/10/2012 01:14 Actualizada 01:14

SIDNEY.— El ex ciclista australiano Matthew White renunció hoy a su puesto de director del equipo GreenEDGE y a sus funciones en la federación australiana de ciclismo por haberse dopado junto al estadounidense Lance Armstrong, quien ganó siete veces el Tour de Francia.

“Debo decir con tristeza que fui parte de un equipo en el que el dopaje formaba parte de la estrategia y que yo también estaba involucrado en esa estrategia”, dijo White, que corrió junto a Armstrong en el US Postal entre los años 2001 y 2003.

“Es algo de lo que no estoy orgulloso y me disculpo sinceramente con mis seguidores, los medios de comunicación, mi familia y amigos, que confiaron en mí, también con otros deportistas de mi época que conscientemente decidieron no doparse”.

White ya había sido mencionado por el estadounidense Floyd Landis como uno de los corredores del US Postal que tomaban EPO (eritropoyetina) y testosterona. GreenEDGE dijo en un comunicado que aprueba la decisión de White, pues la hizo con libre albedrío y consciente de las consecuencias.

“Tenemos la esperanza de una rápida y clara solución del caso a la espera de una decisión de las autoridades competentes”, señaló el equipo por escrito en el comunicado.

La Agencia Antidopaje Estadounidense (USADA) difundió esta semana un informe de más de mil páginas en el que confirma un “sofisticado” programa de dopaje sistemático por parte de Armstrong, al que la Unión Ciclista Internacional debe decidir en los próximos días si le quita los siete títulos del Tour de Francia ganados.

El RadioShack-Nissan despidió el viernes a su jefe, el belga Johan Bruyneel, el compañero más importante de Armstrong en su camino hacia las siete vueltas francesas que conquistó.

Varios ex compañeros comparecieron como testigos del dopaje del estadounidense, que siempre negó haberse dopado y que podría enfrentarse a una pena de prisión por perjurio.

Bruyneel, sin embargo, no dejó el RadioShack-Nissan de forma voluntaria, a pesar de que habló de un “consentimiento mutuo”.

La presión pública al conjunto de Radioshack se volvió enorme y el suizo Fabian Cancellara, uno de los mejores contrarrelojistas del mundo, estaba considerando no volver a correr bajo las órdenes de Bruyneel.