Con la inspiración en el banquillo visitante

Deportes 14/10/2012 01:14 Actualizada 01:14

Lo verá en el banquillo del Pachuca y de inmediato pensará en su juventud, cuando Hugo hacía sus “volteretas” y él las emulaba. No le importaba que estuviera en las fuerzas básicas del Barcelona, El Pentapichichi le sirvió de inspiración porque pertenecía a la mitología futbolística mundial. “Hugo Sánchez es un mito”, define.

No sólo a Luis García Sanz le servía de ejemplo. El mítico ex delantero del Real Madrid marcó a los jóvenes futbolistas en España. Los colores de las camisetas y sus rivalidades no importaban mucho en cuanto a la idolatría hacia algún jugador, dice el hoy atacante de los Pumas.

“Nada, creo que al final eso nada tiene que ver [el encono entre blaugranas y merengues]. Al ser un chiquito joven y hacer una voltereta, nada tiene que ver. La había copiado de él y fue el referente de toda una generación, a mí me pilló un poco pequeño, pero ahí estaba y creo que ha sido uno de los referentes en España”, remarca el canterano del Barcelona.

Hoy, el puma ibérico puede enfrentar a los Tuzos, Se espera su reaparición, luego de sufrir una lesión en la pierna derecha que lo marginó en los últimos partidos de Universidad. Es un duelo crucial para ambos, porque el Pachuca quiere acceder a zona de Liguilla y los felinos mantenerse en la zona que da acceso a la fase final.

El estadio Olímpico Universitario verá de nuevo a Hugo Sánchez, el hombre del bicampeonato en 2004 y quien le trae buenos recuerdos a los seguidores auriazules. El estratega hidalguense vuelve a su casa y no se tentará el corazón, según reveló, porque su equipo necesita los puntos que los pongan cerca de los ocho primeros del torneo.

Para García Sanz será jugar contra el equipo dirigido por uno de los máximos ídolos del Madrid, pero con unos rasgos de juego tan peculiares que lo tienen como uno de los mejores delanteros de todos los tiempos.

“Ha sido un referente para todo los jugadores jóvenes de ahí. Hugo Sánchez es un mito y lo seguirá siendo como uno de los máximos goleadores en la historia de la Liga española y del Real Madrid y cosas tan características suyas como la voltereta o que la mayoría de los goles que hizo fueron al primer toque y eso ha quedado. A la gente que le gusta el futbol pues lo reconoce y seguirá así por muchos años.

Antes de debutar con el FC Barcelona, antes de ser una estrella en el Liverpool y conquistar la Champions League, Luis era un chaval que era disciplinado en los entrenamientos. Veía a Hugol e intentaba ser como él, con las chilenas espectaculares que ejecutaba el mexicano en su mejor época con el Real Madrid.

“Yo empecé haciendo la voltereta de Hugo Sánchez. Cuando tenía 16 añitos hacía la voltereta ahí en el Barcelona”, confiesa.

Para muchos jugadores de Pumas y afición, la visita del Pentapichichi a CU será recordar el bicampeonato. Para Luis García Sanz recordar su infancia y jugar en contra de un “mito”.