Se encuentra usted aquí

Siguen dudas por futuro de Gallos

14/05/2014
12:02
-A +A

El gobernador del estado, José Calzada Rovirosa, celebró la decisión tomada por la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) de no desafiliar -por ahora- al equipo de Gallos Blancos de Querétaro.

A pesar de que sigue latente la posibilidad de que el equipo sea desafiliado, es un paso importante para la afición y para el mismo gobierno del estado, que busca que el equipo se quede en Querétaro.

Sin embargo, las dudas prevalecen, pues aún no hay definición sobre la o las personas que se harán cargo del equipo.

El lunes el presidente de la Liga MX, Decio de María, mencionó que se “dará tiempo” para que se resuelva la situación jurídica del equipo, explicó que esta oportunidad fue a petición de las autoridades del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

“El SAE está apoyando al gobierno del estado, es decir, con las conversaciones que hemos tenido con el secretario de Hacienda, con el titular del SAE, con la Federación Mexicana de Futbol, yo les he pedido que nos apoyen para que se quede aquí (en Querétaro), independientemente de quién sea el dueño, siempre y cuando sea honorable”.

“La expresión que vimos ayer (lunes) de parte de la Federación tiene que ver con eso, independientemente -por lo que expresaron- que todavía no sea un producto terminado el hecho de que tenga nuevos dueños no se habló de desafiliación (…) sí, son buenas noticias”.

El mandatario reiteró que no habrá, de ninguna manera, dinero del estado y por tanto ellos no podrían adquirir al equipo, pues no es el fin de una administración pública. Esto porque en algunos medios nacionales se ha manejado la posible participación del estado para conformar un fideicomiso que permita dar certidumbre a la administración del conjunto queretano.

“Nosotros no estamos involucrados en la negociación de quién puede ser el dueño, bajo qué condiciones, a mí me interesa que se quede en el estado (…) no he hablado con ellos (Femexfut) no he hablado con Decio de María, pero la noticia de ayer fue una buena noticia”, indicó.

“Descartado (que gobierno compre al equipo) no tenemos recursos para eso, los recursos del estado son para otras cosas”.

La Federación Mexicana de Futbol ha puesto sobre la mesa dos opciones para que se garantice la permanencia del equipo en el máximo circuito: que el SAR nombre a un administrador o que una persona moral compre al equipo y entonces se haga cargo de él. Sólo así se evitaría la desafiliación.