Tejes y manejes en tiempos de descenso

Deportes 14/02/2013 14:13 Actualizada 14:13

Desde mediados del 2009, cuando se dio el regreso de Querétaro a la Primera División, hasta la fecha seis del Clausura 2013  –cuando Ignacio Ambriz fue nombrado para reemplazar a Sergio Bueno en la dirección técnica del Querétaro– suman nueve los estrategas que han transitado por el banquillo de los Gallos Blancos: Héctor Medrano, Carlos Reinoso, Valtencir Gómes, Ángel David Comizzo, Gustavo Matosas, José Saturnino Cardozo, Carlos de los Cobos y Sergio Bueno.

A partir de este ejemplo de inestabilidad en uno de los equipos que lucha por evitar el descenso surge la interrogante, ¿hasta qué punto pueden beneficiar tantos cambios de técnico?

Por eso, se hace un análisis a los últimos cinco conjuntos que han perdido la categoría y las modificaciones que han realizado en su cuerpo técnico durante esos periodos de crisis.

Veracruz (2007 – 2008)

Entre 2006 y 2007, los Tiburones Rojos arrastraban un serio problema en la clasificación porcentual. Como consecuencia nueve diferentes entrenadores desfilaron por la institución en un lapso de tres torneos cortos.

En sustitución de Víctor Manuel Vucetich, Pedro Monzón entró al banquillo jarocho en la Jornada 7 del Apertura 2006 y se mantuvo hasta la quinta fecha del siguiente torneo, el Clausura 2007. Posteriormente, Carlos Barra, Alejandro Domínguez y Aníbal Ruiz fueron cediéndose la estafe hasta que concluyó el torneo.

En la campaña siguiente Nery Pumpido arribó al equipo porteño, pero solo dirigió hasta la Jornada 11 del Apertura 2007, su lugar fue ocupado por Antonio “Turco” Mohamed, quien cosechó dos triunfos, dos empates y cuatro derrotas, productividad que le costó el puesto.

Desesperada, la directiva veracruzana optó por contratar a Miguel Herrera, pero ”El Colorado”, lejos de erradicar el problema porcentual, descendió a los Tiburones Rojos, en el Clausura 2008.

Necaxa (2008 – 2009)

En un periodo de tres torneos, los Hidrorayos apostaron por la continuidad en la dirección técnica con Salvador Reyes Jr, quien los había dirigido durante todo el Clausura 2008. Sin embargo, en la Jornada 12 del Apertura 2008, el técnico tapatío fue remplazado por Octavio “Picas” Becerril, quien tomó el mando en los últimos cinco partidos.

Para el torneo Clausura 2009, en Aguascalientes se inclinaron por un estrega experimentado como lo es Raúl Arias. De inmediato la directiva abrió la chequera para reforzar al equipo con elementos de calidad probada como Eduardo “Chacho” Coudet, Federico Insúa y José Joel González. Pese a ello Arias no logró levantar al equipo y luego de 17 fechas perdió la categoría.

Indios de Ciudad Juárez (2009 – 2010)

Después de una temporada soñada en el Clausura 2009 al mando de Héctor Hugo Eugui, cuando el conjunto fronterizo llegó hasta las Semifinales, la situación se complicó rotundamente al siguiente torneo.

Indios no sumó ni un solo triunfo en el Apertura 2009. El uruguayo Eugui dejó su cargo en la Jornada 10 después de acumular cuatro empates y seis derrotas. En su lugar llegó como interino Gabino Amparán por un partido. Luego José Treviño asumió el cargo hasta la Fecha 8 del Bicentenario 2010, con un saldo de nueve derrotas y cinco empates en sus 14 juegos dirigidos, también fue removido del cargo.

Con pie y medio en la división de ascenso, de nueva cuenta Amparán tomó el cargo para el resto del torneo cosechando en nueve partidos, cuatro triunfos por cinco derrotas. Además de que el equipo perdió la categoría, al poco tiempo desapareció por problemas económicos y administrativos.

Necaxa (2010 – 2011)

Luego de un año en la división de ascenso, donde ganó ambos torneos y obtuvo su regreso de manera automática a la Primera División, el Necaxa en cuestión de semanas se vio afectado por los fantasmas de temporadas pasadas.

Tras sumar un triunfo, tres empates y dos derrotas, Omar Arellano, quien fue el cerebro del ascenso, sólo pudo figurar como técnico hasta la sexta jornada del Apertura 2010.

En una pésima decisión, la directiva necaxista contrató a Daniel Alberto Brailovsky, quien en 15 partidos –entre la Jornada 7 de ese torneo hasta la cuatro del Clausura 2011–  acumuló 11 derrotas, un empate y solo tres victorias. Demasiado tarde, pero “El Ruso” fue despedido.

Sergio Bueno entró al revelo, pero no logró el objetivo de salvar a los Hidrocálidos. En 12 partidos sumó tres victorias, seis empates y cuatro derrotas.

Estudiantes (2011 – 2012)

El equipo tapatío previamente se había salvado de varias situaciones complicadas en cuanto a temas del descenso se refiere. Sin embargo, el principio del fin comenzó en el torneo Apertura 2011. El estratega José Luis Sánchez Solá únicamente sobrevivió a las primeras cuatro jornadas del torneo luego de tres empates y una derrota. José Luis Salgado tomó al equipo como interino una jornada. Luego, Raúl Arias dirigió al club zapopano durante el resto del torneo, pero únicamente ganó cuatro partidos y perdió ocho.

En el Clausura 2012, se dio la llegada de Héctor Hugo Eugui, a quien no le alcanzó el tiempo, ni el equipo para sacar a los Estudiantes Tecos de su difícil situación donde con dos victorias, seis empates y nueve derrotas terminaron descendiendo.