El ‘Jefe’ sí es como lo pintan

Deportes 13/10/2015 03:55 Actualizada 04:02

Cada que Tomás Boy detiene la práctica con el fin de hacer ajustes, sus jugadores vuelven a comprobar que el ‘Jefe’ es tal como lo imaginaron: regañón, perfeccionista y capaz de llevarlos a la Liguilla.

Las diferencias del pasado han sido guardadas en el baúl del olvido, porque todos mantienen la esperanza de que el Cruz Azul sea invitado a la ‘Fiesta Grande’.

Sueño basado en el talento de ese hombre inclemente, si se trata de corregir las fallas detectadas, porque pegar unos cuantos gritos nunca ha sido problema para él.

“Es un entrenador exigente. Por eso fue tan buen jugador y ha tenido buenos momentos en los equipos que ha dirigido”, reconoce Gerardo Torrado, capitán cementero. “Eso nos hace estar siempre al máximo de nuestras capacidades y exigirnos nosotros mismos para poder brindar el mejor nivel hacia el grupo y que todos juntos podamos ir escalando posiciones en la tabla, con buenos resultados, para aspirar a clasificar a la Liguilla”.

Con seis partidos por disputar, La Máquina es antepenúltima de la tabla, pero sólo está a seis unidades del Morelia, conjunto que ocupa el octavo lugar y en zona de Liguilla.

Lo que explica la confianza en la pericia estratégica de Boy.

“Cuando lo enfrentábamos, percibíamos que es un entrenador inteligente, sabe plantear muy bien los partidos, analizar al rival y sacar ventaja de las cualidades que tiene su equipo”, desmenuza el ‘Borrego’, quien además presume que la relación con aquellos futbolistas que tenían motivos para no sentirse cómodos con él es, “por lo que he podido ver, buena”.

“Tomás es una gente de futbol, un entrenador que viene a sumar —junto con todo el equipo— para buscar el objetivo grupal, que es clasificar. Todos somos profesionales, gente de futbol y estamos por la misma labor: entrar a la Liguilla”.

La presión no les hurta el sueño, mucho menos la polémica desatada por la contratación del actual entrenador. Están conscientes de que todo eso es parte de la esencia azul.

“Puede haber situaciones complicadas, pero somos un equipo maduro y tenemos que darle vuelta a la página rápido”, aconseja Torrado. “Si lo ves por el lado positivo, esto te hace sacar el carácter, una fortaleza mayor, para revertir la situación, y así la vamos a encarar. Cada partido va a ser muy importante”.