Apelarán los golpeadores sancionados por la NFL

Deportes 13/10/2012 01:19 Actualizada 10:26

NUEVA ORLEANS.— Los cuatro jugadores que fueron castigados por la NFL debido al “programa de recompensas” de los Santos de Nueva Orleans, decidieron interponer apelaciones.

Los afectados le pidieron al comisionado de la NFL, Roger Goodell, que se desistiera de ser mediador en el caso, pues piensan que no puede ser imparcial.

Una persona cercana a las negociaciones comentó que el line- backer Jonathan Vilma espera jugar en Tampa Bay el 21 de octubre, mientras transcurre la apelación. La inconformidad interpuesta por los jugadores fue presentada como documento privado.

El vocero de la NFL, Greg Aiello, confirmó ayer que los cuatro deportistas apelaron, pero que la Liga no emitiría opinión al respecto.

Hace un mes, un panel de apelación de tres personas, creado bajo el nuevo acuerdo colectivo de la NFL, declaró sin valor la medida disciplinaria impuesta por Goodell.

El martes pasado, el comisionado sostuvo las suspensiones iniciales de Vilma y del ala defensiva Will Smith, mientras que revisó los casos del linebacker de los Cafés de Cleveland, Scott Fujita, así como del agente libre Anthony Hargrove, quienes formaron parte de los Santos durante el problema.

Vilma permanece en la lista de jugadores inactivos de Nueva Orleans, mientras se recupera de una operación en la rodilla izquierda, aunque podría ser activado en el roster después de la sexta semana de la temporada regular, aunque permanecerá suspendido por el resto de la temporada, mientras que Smith cumple una sanción de cuatro partidos sin jugar; el castigo de Hargrove se redujo de ocho a siete partidos sin actividad, mientras que la suspensión de Fujita disminuyó, de tres a un partido.

Jonathan Vilma interpuso una demanda por difamación contra Goodell en una Corte Federal en Nueva Orleans. El linebacker, junto con la Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA, por sus siglas en inglés), pueden pedirle a la juez de distrito Ginger Barrigan que revise su inconformidad con las suspensiones. La Unión de jugadores y Vilma deberán solicitar la intervención de Barrigan, quien puso el caso en espera indefinida

Barrigan declaró que ella encuentra injusto el proceso disciplinario de la NFL, por lo que ella se inclinaría por garantizarle a Vilma, por lo menos, una orden de restricción si es que ella considera que tiene la jurisdicción para ello.