De blanco, sí luce Cristiano Ronaldo

Deportes 13/08/2014 00:19 Actualizada 11:02

CARDIFF.— El portugués Cristiano Ronaldo guió al Real Madrid al primer título de la temporada al marcar un doblete en la victoria del conjunto blanco por 2-0 sobre el Sevilla en la Supercopa de Europa de futbol disputada en Cardiff.

Tras un frustrante Mundial en Brasil, Cristiano Ronaldo fue el hombre más activo de un sólido Real Madrid, que dominó de principio a fin el parido y que jugó su primer duelo oficial de la temporada a un ritmo físico imposible de seguir por el Sevilla.

El portugués abrió el marcador en el minuto 30 y aumentó la diferencia en el 49’, en un partido que sirvió de presentación oficial para los dos fichajes estelares del Real Madrid, el alemán Toni Kroos y el colombiano James Rodríguez.

Tras ganar la Liga de Campeones y la Copa del Rey al final de la temporada pasada, el Real Madrid ganó su tercer título de 2014 y dentro de 10 días podría sumar un nuevo trofeo, con la disputa de la Supercopa de España ante el Atlético de Madrid.

El italiano Carlo Ancelotti puso a todas sus estrellas, con un centro del campo formado por el croata Luka Modric, James Rodríguez y Kroos. La delantera la ocuparon Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y un Gareth Bale que regresó como crack mundial a la ciudad que lo vio crecer.

El Real Madrid no consiguió penetrar en el área rival en los primeros minutos del partido y sus dos primeros tiros fueron desde más allá de la zona de castigo, con sendos disparos de Cristiano Ronaldo y Bale.

La primera gran ocasión del partido llegó en el minuto 14, con una falta lanzada por Cristiano Ronaldo que se marchó desviada a córner por centímetros.

El Real Madrid era el dueño absoluto, con un Sevilla replegado en su campo esperando el error del equipo de Ancelotti. Pero el error no llegaba y el equipo blanco seguía asediando el arco rival.

Bale tuvo el 1-0 en sus botas, tras un centro perfectamente medido por James Rodríguez. El partido ganaba en intensidad y el Sevilla dio su primer aviso en el minuto 20, con un disparo de Vitolo. Instantes después, el argentino Federico Fazio sacó un balón en la línea de gol con la cabeza. No había tregua en Cardiff.

Y en el 26’, volvió a aparecer un Cristiano Ronaldo tan activo como si llevara varios meses compitiendo. Tras una finta dentro del área, su disparo fue detenido por el guardameta portugués Beto.

No tardaría en llegar los goles para el Real Madrid, algo que parecía inevitable. El portugués Cristiano Ronaldo culminó con sus dos goles una gran actuación que le brinda confianza de cara al inicio de la temporada.

Íker Casillas, que llegaba al duelo muy discutido tras unas últimas actuaciones lejos de su mejor forma, salvó luego la primera gran ocasión del Sevilla y enmendó un error de James Rodríguez.

Temas Relacionados
blanco luce CR7