Bilardo ‘sacrificó’ a Sabella en 1986

Deportes 13/07/2014 00:03 Actualizada 14:40

Alejandro Sabella pudo ser campeón del mundo. Una decisión técnica se lo impidió. El destino le jugó en contra.

El actual seleccionador argentino fue marginado de la Copa del Mundo de México hace 28 años por Carlos Bilardo, entrenador de la Albiceleste en el Mundial de 1986, porque en el lugar de Sabella convocó a Claudio Borghi.

En aquel entonces, en el combinado albiceleste había una fuerte disputa por ejercer como el creativo del equipo. Sin embargo, sólo había un mandón en esa posición: Diego Armando Maradona.

La lucha era por acompañar al Pelusa. Jorge Burruchaga era el único inamovible para Bilardo, pues era un jugador que podía colocar en varias posiciones y no desmerecía.

Sabella sabía que la pelea era muy dura, pues como confesó en un programa de televisión de hace 28 años “hay muchos jugadores en esa posición. La Argentina siempre se caracterizó por tener una gran cantidad de elementos de buena calidad en ese sitio”.

Bilardo probó al hoy estratega argentino en varios amistosos, previo a la Copa del Mundo mexicana. Le llamaba la atención por la finura que tenía, además de la experiencia de varios años que tenía.

Además, Bilardo tenía varios años de conocerlo, pues engrosó las filas de Estudiantes de la Plata para realizar las labores de armador.

Pero tras varios duelos con Argentina, Alejandro Sabella no cumplió con las expectativas para ser parte de la nómina que jugaría el campeonato del orbe.

“Hay presiones, futbolistas que andan mejor en este momento y la verdad es que no fueron mis mejores días, ni los del equipo tampoco fueron los mejores cuando yo estuve”, reconoció el futbolista.

Mas no hubo rencores en Sabella. Mucho menos distanciamientos con el técnico que lo dejó fuera de México 1986.

Al final, Bilardo tuvo razón, pues con las decisiones que tomó, pudo llevar a Argentina a levantar su segundo título mundial de la mano de un gran Maradona.

El tiempo ha pasado y la recompensa está a 90 minutos para el actual entrenador del conjunto sudamericano.

Hoy, Sabella, quien no pudo celebrar la coronación de su combinado nacional hace casi tres décadas en el Estadio Azteca, está a un paso de alcanzar la redención.

Para lograrlo, tiene que crear la estrategia que acabe con Alemania para cobrar su revancha personal y gozar la conquista de una Copa del Mundo en Maracaná.