Mejor que Vela rechace Selección

Deportes 13/03/2013 00:07 Actualizada 09:02

Javier Cortés no le da muchas vueltas al asunto. Si Carlos Vela no quiere venir a la Selección Mexicana, mejor para él y para todos los que buscan un lugar en el equi- po de José Manuel de la Torre.

En entrevista exclusiva con EL UNIVERSAL, el futbolista de los Pumas afirma que trabajará al doble para ganarse un lugar en la Selección y poderle cumplir la promesa a su papá de llevarlo a un Mundial.

Agrega que nunca perdió piso y que su bajón futbolístico en el pasado se debió a que perdió la confianza en sí mismo, pero que ha madurado, gracias a los golpes que ha sufrido en su joven carrera futbolística.

—¿Qué le falta a Javier Cortés para quitarse definitivamente la etiqueta de promesa para ser una realidad?

La verdad es que ahí vamos. En mi caso estuvo un poco bajo de nivel que en su momento lo reconocí, ahorita hemos agarrado más confianza, estamos despuntando, esa confianza que me faltaba y bueno, van a ver al Javier Cortés que conocen todos.

—¿Hasta dónde consideras que puede llegar tu carrera?

Como lo he comentado, quiero ser un referente en Pumas, alguien importante, mi meta a corto plazo es esa, el por qué no pensar en echarse el equipo al hombro, es algo que yo sólo no voy a conseguir, sino que mis compañeros y el cuerpo técnico me están brindando la confianza. Quiero ser el referente aquí en los Pumas.

—¿Los golpes que ha tenido tu carrera como la suspensión del Tri por un acto de indisciplina en Ecuador te han ayudado a madurar?

Uno tiene que aprender de todo. Hay veces que tienes que pasar por muchas cosas para decir ‘es cierto que si haces algo mal iba a pasar esto’. Las cosas que he vivido me han ayudado a reflexionar, madurar, a ser mejor persona dentro y fuera de la cancha. He madurado, le tomas más valor a las cosas, de todo lo que puedes perder si haces mal algo o todo lo que ganas si sigues trabajando al 100 por ciento.

—¿Llegaste a perder piso?

No, eso me ayudó mucho. Nunca perdí el piso, siempre estuve concentrado, cuando bajé de nivel no fue porque perdí el piso, sino que perdí la confianza, perdí eso, dentro de la cancha fallaba pases que antes no, me desesperaba, me enojaba conmigo mismo el no poder hacer las cosas. Eso fue lo que me dañó mucho, no tanto perder el piso, eso se lo agradezco a mis papás porque nunca me dejaron salirme de mi línea o hacer cosas que nunca tengo que hacer. Sé que mis papás no me van a dejar caminar por donde no debo y ellos van a estar en las buenas y en las malas, me arropan en los comentarios feos, que no quisiera volver a vivir, y buenos. Ahora vuelven los aplausos, el que la gente coree mi nombre y es algo padre, porque me hace sentir feliz y me hace ver que hago bien el trabajo.

—¿Qué tan lejos te sientes de estar en el Mundial de Brasil 2014?

No me veo lejos, estoy trabajando al máximo, tengo esa ilusión, esa meta de estar en Brasil. Algún día le dije a mi papá que lo iba a llevar a un Mundial y quiero llevarlo a este Mundial a como dé lugar. Voy a trabajar al doble si es necesario para cumplirle eso a mi papá.

—¿No les conviene a los que buscan un lugar en el Tri que Carlos Vela se niegue a venir?

Es un lugar en el que... como ventaja no, sino que es un lugar vacío que se va a estar peleando. Si él no quiere venir, es decisión de él, no puedo opinar en eso, pero para nosotros sí es mejor, porque hay un lugar más en el que se nos abre, una ilusión, una puerta en el que sabemos que si hacemos bien las cosas podemos estar ahí.