La Selección Nacional recobra autoridad

Deportes 12/10/2012 02:39 Actualizada 09:15

[email protected]

HOUSTON.— Los rivales del área temen toparse con México. Ven reducidas sus ilusiones mundialistas si se tienen que enfrentar a la playera verde. Antes se atrevían a faltarle al respeto, pero José Manuel de la Torre recuperó una virtud que asusta en la Concacaf, y que no piensa perder ni un ápice: autoridad.

“Sin duda que se ha ganado autoridad. Eso se da por descontado; es de las cosas que se volvieron a adquirir. No me gusta llamarle el ‘gigante de la zona’, porque se puede perder con cualquiera, pero sí es el más fuerte de la competencia, es el equipo a vencer, sin duda alguna. Eso no lo puedo poner en tela de juicio. Eso nos hace crecer ante la Concacaf”, describe el ex técnico de la Selección Mexicana, Manuel Lapuente.

En partidos oficiales, los que valen y trascienden para obtener boletos a torneos internacionales, el Tri va por su undécimo triunfo sobre selecciones de la Confederación futbolística a la que pertenece (seis triunfos en Copa de Oro y cuatro de eliminatoria). El Chepo, su cuerpo técnico y pupilos han hecho valer el prestigio de nuestro futbol en el área con victorias de local y de visitante.

Si antes se perdía, por ejemplo, en El Salvador, ahora los futbolistas mexicanos fueron al Cuscatlán a obtener una victoria que encaminó sin mayores problemas al Tri rumbo al hexagonal final que acerca el pase al Mundial de Brasil 2014.

Hoy ante Guyana, un rival que por momentos complicó al conjunto verde en el Estadio Azteca (3-1), De la Torre y sus convocados ya no se juegan avanzar a la siguiente ronda, sino el orgullo de haber recuperado el paso fuerte y soberbio en la Concacaf, se choque ante quien sea, porque la mente del entrenador tricolor sólo está el ganar.

“Creo que se ha recuperado prestigio firmemente. Sí vale la pena distinguirlo, y en esta zona es importantísimo salir adelante, porque tenemos la mejor Liga, la de mayor fuerza, tenemos jugadores importantes en el exterior, que han logrado mantenerse en Europa y, en fin, eso nos ha dado a prevalecer como los mejores”, afirma el técnico de México en Francia 98.

Virtudes del Chepo, Lapuente observa varias, pero reconoce dos de éstas como primordiales en el buen paso de la Selección Mexicana: su mentalidad vencedora en cualquier cancha y la conformación de un cuerpo técnico brillante y leal.

“Tiene las ganas de triunfar. Él y su gente conocen el triunfo, les gusta ganar y no escatiman un ápice de sacrifico para llegar al éxito, ese deseo de salir adelante, de distinguirse en la Selección es muy importante y le ha dado esa firmeza al equipo. En este momento, nuestra Selección va por buen camino. No sé hasta dónde va a llegar, pero va por buen camino”, alaba Manolo.

En su época como futbolista, José Manuel de Torre, de acuerdo con el veterano estratega, era un tipo que sabía descifrar lo que ocurría en los partidos. Hoy, como entrenador, se le ve con mayor madurez y con la humildad de obtener lecciones de sus colaboradores para eniquecer el estilo de juego de la Selección Nacional.

“Es un hombre estudioso, lo más importante es que sabía leer los partidos jugando. Hay pocos jugadores que leen el partido, por dónde se debe jugar, a qué ritmo. Eso no es fácil y El Chepo siempre ha sido estudioso, le encanta hablar de futbol y eso es enriquecedor. Siempre está dispuesto a aprender. Es de los técnicos que tiene un cuerpo técnico sano. Veo una Selección sólida, inteligente, de buenas formas y eso es importante”, define.

Ese cúmulo de factores han desembocado, para Lapuente, en una Selección a la que ahora “se le tiene más respeto”.