En México, el jugador tricolor está sobrevalorado

Deportes 12/08/2014 00:03 Actualizada 03:30

Estar atento a lo que pasa semana a semana en la Liga MX no es algo común para los directivos en Europa. A la competencia que preside Decio de María se le sigue muy poco del otro lado del océano Atlántico, asegura Jorge Berlanga.

“Lo conocen poco [al jugador nacional], lo van conociendo cada vez más, pero la Liga mexicana no es conocida”, señala el agente del portero Guillermo Ochoa.

¿Cómo es entonces que los clubes del viejo continente se enteran de que hay un buen futbolista mexicano? Los torneos internacionales, como las Copas del Mundo resultan clave para darse a conocer.

“Al futbolista mexicano se le conoce cuando hay un evento internacional, como los Mundiales, los Juegos Olímpicos: en la Liga, el día a día, no la conocen”, resume Berlanga.

“Los directores deportivos de algunos equipos cada vez la siguen más, porque saben que hay buenos jugadores, pero también saben que no es un futbol barato y, por eso, no se sigue demasiado”, lamenta.

Los antecedentes sustentan los argumentos del agente. Hace el recuento de los futbolistas que emigraron, luego de que tuvieron una participación mundialista.

“Con el Mundial de Alemania salieron Pável Pardo, Ricardo Osorio, Carlos Salcido, Francisco Javier Rodríguez. En el siguiente salieron Efraín Juárez, Pablo Barrera... o en Sub-17, que se fue Vela”, recuerda.

Los años en que no se disputa la máxima justa del futbol u otra competencia de alta envergadura internacional reduce las opciones de emigración a 10% para los jugadores que actúan en el futbol nacional

“Casi no salen en un año normal, no los contratan por hacer un gran torneo en México o ganar la Copa Oro. El 90% se va cuando es año mundialista”, aclara Berlanga.

Hasta el momento, Rafael Márquez tomó las maletas para irse a la aventura europea con el Hellas Verona de la Serie A de Italia.

Estaría por realizar lo mismo el delantero del América, Raúl Jiménez, quien se perfila como el próximo refuerzo para el ataque del Atlético de Madrid, actual campeón de España, por una cifra estimada en los 15 millones de dólares.

Andrés Fassi se muestra optimista de que las actuaciones del mexicano en Europa sean sobresalientes para que más ojos volteen a ver a los futbolistas tricolores.

El vicepresidente deportivo del Pachuca sustenta sus declaraciones en los campeonatos a nivel juvenil que ha tenido la Selección Nacional en los últimos años.

“Poco a poco, el que algunos jugadores que están en el extranjero vayan triunfando va abrir más y más puertas”, dice el argentino.

“México va demostrando que tiene un gran poderío de jóvenes que ha enseñado en las últimas Copas del Mundo con límite de edad, que sus futbolistas pueden jugar en cualquier parte del planeta”, afirma.