Violencia, sin memoria

Deportes 12/03/2013 03:40 Actualizada 08:59

[email protected]

Aturdido por el balde de agua helada que le propinan las declaraciones del ex funcionario de Conade, José Luis Valle Cosío, en el sentido de que la Federación Mexicana de Futbol había rechazado un plan antiviolencia en 2007 por considerarlo “exagerado”, Decio de María, titular de la Liga MX, repentinamente pierde la memoria, incapaz de negar o confirmar la denuncia del otrora coordinador de la Comisión Especial para la Prevención de la Violencia en la celebración de Espectáculos Deportivos.

“No entiendo la polémica con el licenciado Valle Cosío. Si hubo la plática, no la recuerdo. Hasta ahí la dejo. Ni miente ni no miente, simplemente, no la recuerdo y no voy a hacer una polémica alrededor de eso”, responde un molesto De María Serrano, en plena Cámara de Diputados, donde el directivo asistió precisamente ante la Comisión del Deporte para aportar soluciones al respecto, frente a la urgencia de legislar el punto en este mismo año.

“Lo que sí te puedo decir es que estamos aquí los involucrados y los que faltan por ser convocados para entender el fenómeno e ir al fondo y proponer las modificaciones necesarias en los distintos ámbitos para poder atacar este tema”, agrega.

Aún más, Decio reconoce la ausencia de esquemas de seguridad, como el que se aplica en Europa, con un padrón de aficionados, tal como lo propuso Valle Cosío en el proyecto que la Femexfut ignoró y olvidó, cuando la Conade se lo sugirió hace cinco años.

“De que hay un padrón, sí, hoy hay muchos grupos de animación que están credencializados. ¿Falta por hacerlo? Sí, sí falta por hacerlo. Pero de que ya hay un padrón o un proceso de credencialización, existe desde hace varios años en el futbol mexicano”, acepta.

Enseguida y como por arte de magia, el presidente de la Liga MX plantea soluciones similares a las expuestas en el plan de Valle Cosío. “Queremos trabajar en cuatro ejes, el primero a nivel de clubes y de Liga, perfeccionando los manuales de seguridad. El segundo, una solicitud al Poder Ejecutivo para que exista un mando único que coordine las policías federal, estatal y municipal y que en los eventos se pueda trabajar de forma coordinada, sobre todo, en los de alto impacto. Al Poder Legislativo le solicitamos nos ayude a revisar y generar los cambios en las leyes estatales y municipales para que las sanciones violatorias a la ley sean las mismas en todos los estadios y se apliquen de igual forma”, requiere al fin.

De acuerdo con un análisis formulado por la Liga MX, sólo en dos entidades, Nuevo León y Querétaro se violentan las reglas de comportamiento dentro y fuera de cualquier lugar público. Y como cuarto eje propone un manual de mejores prácticas para compartir con los organizadores de un evento público.

“Los manuales de seguridad que hoy [ayer] entregamos a los diputados son perfectibles”, redondea convencido De María.

El Consejero Jurídico de Codeme, Juan José Trevilla, acepta haber conocido el proyecto de Valle Cosío, elaborado hace seis años, quien estuvo bajo su cargo en Conade. Pero en el futbol no hay memoria. Y menos cuando se hable de violencia en los estadios de futbol.