Barça confía en una remontada

Deportes 12/03/2013 03:24 Actualizada 09:00

BARCELONA.— El gran Barcelona intentará conquistar hoy el único título sin trofeo que no tiene, el de una remontada europea, algo que no consiguió en el pasado ante el Inter de Milán o el Chelsea, y para ello necesita superar el 2-0 con el que viajó el Milán al Camp Nou.

Gerard Piqué quiso mandar un mensaje a la afición de cara al crucial duelo: “Que miren los últimos cuatro o cinco, o diez o quince años. Tuvimos 90 años en los que ganamos alguna Liga, alguna Copa, pero no ganamos nada importante. Llegó Cruyff y nos cambió la mentalidad. Con Rijkaard y Pep cambiamos la historia, hemos cambiado la historia completamente. Hace 10 ó 12 años, saltábamos de alegría cuando nos clasificábamos a última hora con un gol de Rivaldo. Este equipo se merece que se confíe en él”.

Y sí, el mejor Barça de la historia, al que no le falta ni un solo título y ha batido récords, tiene esa deuda pendiente. También lo reconoció Xavi Hernández, uno de los referentes del equipo. En el recuerdo las eliminaciones de la temporada 2009-10 en las semifinales de la Champions ante el Inter (3-1 en la ida; 1-0 en la vuelta) o la del año pasado ante el Chelsea (1-0 en la ida; 2-2 en Barcelona).

De esos dos precedentes negativos el equipo habrá aprendido que las prisas no son buenas compañeras, pero sobre todo que hay que disponer de un plan B para superar las cerradas defensas de los rivales ante los azulgranas.

El reto vuelve a ser máximo. El equipo azulgrana se ha ido apagando poco a poco en el último mes. Messi sigue marcando, pero al equipo le cuesta más y no tiene los automatismos del pasado, especialmente en defensa, el talón de Aquiles de los barcelonistas y ese detalle es fundamental.

Además la baja de su entrenador, Tito Vilanova, quien se recupera de un cáncer en Nueva York, pesa en el ánimo del equipo y también en la toma de decisiones tácticas.

Hoy, el Barcelona necesita darle la vuelta a la eliminatoria y también a su dinámica. Con la percepción de que la Liga la ha ganado desde hace semanas, el nivel de presión ha bajado y a la hora de competir de nuevo, el equipo se ha resentido.

Para salir adelante, los azulgranas necesitan ofrecer algo diferente. No se descarta que jueguen con una defensa de tres, que abran el campo a partir de las acciones de los carrileros, aunque lo principal es que desemboquen en la zona por la que transita Messi.

Ese será el punto clave. El Milán y el Real Madrid, últimos ganadores del Barça, han acorralado al argentino acumulando centrocampistas y defensas en la zona central y los azulgranas no han encontrado soluciones.

Frente al Milán, la posibilidad de jugar con un nueve puro para que los centrales no ayuden en el marcaje de Messi gana enteros. Alexis y Villa son los candidatos, y el chileno parece estar un escalón por encima del asturiano, sobre todo por las sensaciones que destiló en el último encuentro liguero.

No parece que el Barça vuelva a jugar con un equipo plagado de “peloteros” y Cesc seguramente no estará de inicio. En el resto de alineación no debe haber muchas sorpresas. Alves, Piqué, Puyol y Alba compondrán la defensa; Busquets, Xavi e Iniesta estarán en la zona de creación y Messi podría estar acompañado en ataque por Pedro y Alexis.