Gallos Blancos afila sus ‘garras’

Deportes 12/01/2016 03:44 Actualizada 08:29

Tras la derrota del viernes en su debut en el torneo Clausura 2016, Gallos Blancos volvió a los entrenamientos en el Centro Gallo de Alto Rendimiento (Cegar) de cara al partido del próximo sábado, ante el Pachuca.

Nery Domínguez, último refuerzo albo, ya entrenó con el equipo, esperando estar en óptimas condiciones para ser tomado en cuenta por el técnico Víctor Manuel Vucetich.

La última vez que el cuadro albo arrancó con una derrota un torneo fue en el Apertura 2014, cuando perdió como local contra Pumas por 1-3, mismo marcador que el del viernes contra Atlas. En el Apertura 2013 perdió por ese resultado ante Monarcas. En ambas ocasiones, Gallos era dirigido por Ignacio Ambriz.

A pesar de los malos arranques en esas temporadas con fracasos como local, Gallos hiló hasta seis partidos sin conocer la derrota.

Por otro lado, cuando Gallos arranca los torneos con una victoria, ha cosechado rachas negativas como en el Apertura 2015, cuando inició venciendo al Atlas por dos goles a cero, para luego sumar cuatro partidos sin ganar, con dos derrotas y dos empates, saboreando el triunfo hasta la jornada 6, derrotanto al Cruz Azul.

Lista de jugadores. El club, a través de Twitter, divulgó la lista del plantel con el que enfrentará este torneo, lo que hace pensar que ya no contratarán a más refuerzos, pese a que tienen una plaza de extranjero libre.

Así, los tres porteros del equipo son Tiago Volpi, Édgar Hernández y Gil Alcalá; los defensas serán George Corral, Miguel Martínez, Dionicio Escalante, Yasser Corona, Juan Forlín, Jonathan Bornstein, Víctor Milke y Ricardo Esqueda.

Los mediocampistas son Luis Gil, Antonio Naelson ‘Sinha’, Luis Noriega, Nery Domínguez, Mario Osuna, Yerson Candelo, Marco Jiménez y Jaime Gómez. Mientras que los delanteros son Camilo Sanvezzo, Carlos Fierro, Ángel Sepúlveda, Édgar Benítez, Luis Madrigal y ‘Tito’ Villa.

Por otro lado, el club informó que el precio del Bono Gallo tras el primer partido del torneo recibió un ajuste de precio a la baja, lo que generó algunas molestias de los aficionados que ya lo habían comprado.

Algunos aficionados, incluso, pidieron el reembolso de la diferencia de precio; otros más se quejaron de que en algunas zonas las butacas no están numeradas y sus lugares son ocupados por otras personas.

Temas Relacionados
Gallos Blancos afila sus ‘garras’