Grandes Ligas apunta a Cuba

Deportes 11/11/2015 02:07 Actualizada 10:24

Boca Raton, Florida — El comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, espera que un equipo de las Grandes Ligas juegue un partido de exhibición en Cuba durante la pretemporada de 2016.

Estados Unidos y Cuba han dado pasos para restablecer relaciones diplomáticas, incluyendo la reapertura de sus respectivas embajadas en julio.

“Hay varios asuntos en juego, y no todos están totalmente bajo el control del beisbol”, dijo Manfred en la reunión de gerentes generales. “Obviamente el gobierno federal tiene una gran influencia sobre lo que va a pasar, y hay que resolver algunos asuntos para que eso suceda”.

Equipos de Grandes Ligas jugaban partidos de pretemporada en Cuba antes de la revolución de Fidel Castro, pero ninguno jugó en la isla desde marzo de 1959, hasta que los Orioles de Baltimore enfrentaron a la selección cubana en marzo de 1999 en La Habana.

Grandes Ligas no regresó a Cuba desde entonces.

“Todavía tenemos tiempo, no hay un plazo firme”, agregó Manfred. “Vamos a seguir el tema internamente y llegaremos al punto de identificar quién iría, o sea, qué equipo viajaría si podemos hacerlo. Y es más fácil que un equipo tenga cierta flexibilidad en cuanto a fechas de pretemporada”.

En otros temas, Manfred habló sobre la seguridad en los estadios, un asunto que ha cobrado relevancia porque se han presentado incidentes donde algunos aficionados han sido golpeados por pelotas o bats y se ha considerado la posibilidad de colocar redes protectoras.

Manfred dijo que las diferencias en los estadios hacen que sea poco práctico instalar redes en las 30 sedes de Grandes Ligas.

“Si uno sale y mira los estadios, se da cuenta de que no es práctico implementar una regla uniforme, por ejemplo, colocar redes hasta el borde de la cueva, debido a la variedad de diseños del estadio”, dijo Manfred. “Va a tener que ser un poco más complicado que eso”.

Finalmente, Manfred dijo que decidirá a fines del próximo mes sobre la solicitud de Pete Rose para ser readmitido al beisbol.

El entonces manager de Cincinnati, Rose recibió en 1989 una suspensión de por vida del beisbol, después de que una investigación concluyó que había apostado en juegos de los Rojos de Cincinnati mientras dirigía y jugaba. AP

Temas Relacionados
grandes ligas apunta A cuba