Urgente, un triunfo para los Cowboys

Deportes 11/10/2015 03:03 Actualizada 03:16

Dallas.— Los golpeados Cowboys reciben a los descansados e invictos Patriots. Al menos en el papel, este no parece un duelo muy parejo, como la NFL pretendió convencer cuando armó el calendario.

Tras dos derrotas sin Tony Romo y Dez Bryant, Dallas suma a una larga lista de lesionados al versátil corredor Lance Dunbar, quien se lastimó la rodilla el domingo en New Orleans y está fuera por el resto de la campaña.

“Es duro, pero es lo que pasa en esta liga”, dijo Jason Witten, ala cerrada de los Cowboys. “Tienes que reagruparte. Este equipo no tiene excusas. Regresaremos”.

Dallas tiene récord de 2-2, que lo lleva a compartir el primer lugar de la División Este de la NFC con Giants y Washington.

Un triunfo sobre los Patriots significaría una verdadera inyección de energía para el equipo de Jerry Jones. Pero no es labor sencilla.

Incluida la postemporada 2014, los Patriots han ganado seis jue-gos en fila, en los que promedian 37.8 puntos.

En 2015, Tom Brady ha completado 96 de 133 pases (72.2%) para mil 112 yardas, con 9 touchdowns, sin intercepciones y rating de 119.6.

La ofensiva de New England es la mejor de la NFL con promedio de 446.3 yardas por juego y también encabeza la columna de puntos, con 39.7 por partido.

La defensiva de Dallas, que durante el training camp perdió al esquinero Orlando Scandrick toda la campaña debido a una lesión en la rodilla, contará con el linebacker Sean Lee, quien pasó las pruebas médicas después de sufrir una conmoción contra los Saints.

Otra buena noticia es que el ala defensiva Greg Hardy hará su debut con los Cowboys, tras cumplir con una suspensión de cuatro partidos por su participación en un caso de violencia doméstica. Será el primer juego de Hardy desde la Semana 1 de la campaña 2014, aún con las Panthers de Carolina.

Dallas confía en que Hardy pueda regresar al nivel mostrado en 2013, cuando fue tercero en la liga con 15 capturas de quarterback.

El linebacker Rolando McClain también vuelve de una suspensión de cuatro juegos por abuso de sustancias prohibidas. McClain y el resto de la defensiva tendrá las manos llenas con el ala cerrada Rob Gronkowski, quien promedia 19.2 yardas por recepción y acumula cuatro touchdowns.

Uno de los responsables de tra-tar de frenar a ‘Gronk’ será el novato Byron Jones, back defensivo de los Cowboys.

El quarterback Brandon Weeden ha perdido 10 juegos en fila como titular, mientras los Patriots tienen marca de 42-10 contra equipos de la NFC desde 2002.