Se encuentra usted aquí

Avispones aún tienen temor de viajar

11/10/2014
01:40
-A +A

[email protected]

En los Avispones de Chilpancingo aún hay miedo.

El ataque que sufrió el equipo de Tercera División por un comando armado, hace algunas semanas, todavía queda en la memoria de los jóvenes futbolistas que vivieron una balacera que puso en riesgo sus vidas.

“Creo que es difícil de superar. Se llega a sentir el miedo de volver a viajar”, describe Daniel Marcos, lateral izquierdo del cuadro guerrerense.

Mañana a las 11 horas, el cuadro avispón jugará el clásico de la ciudad de Chilpancingo ante los Vikingos de Chalco (también conocido como Bravos).

En el ánimo de los chicos existe el pesar de la pérdida de su amigo asesinado: José David García Evangelista.

Sus compañeros quieren seguir con el torneo y triunfar para recordar al chico caído durante su viaje a Iguala.

“Estamos un poco decaídos por lo que pasó, pero con ganas de querer sacar adelante el torneo porque va por él [José García]”, rememora Marcos.

Para el partido, los Avispones planean portar una manta y playeras con la fotografía del fallecido “para sentir que todavía es parte del equipo.

“Ya en nuestra cancha se verá si le podemos hacer un homenaje más grande”, informa el jugador de 18 años.

Como medida de seguridad en sus traslados, estrenarán un camión que será fácilmente identificable como propiedad del club y, así, no ser confundidos en caso de un ataque armado, como ya les sucedió.

“Lo que nos han dicho es que sí van a rotular el autobús del equipo, para que así puedan identificar que va un equipo de futbol de Guerrero adentro”, revela el lateral.

Los sueños siguen. Por ahora hay que seguir adelante. En Avispones no se rinden, tienen sueños de máximo circuito.

“Quiero sobresalir, llegar a un equipo de Primera División. Es mi meta. Me gustaría ser de Pumas o Pachuca”, anhela Marcos, quien, además, piensa estudiar para maestro de educación física o dentista.

Othokari González, delantero del Chilpancingo, es otro joven jugador que tiene deseos de ser parte de un equipo de élite.

“Quiero ser un buen médico y, sobre todo, salir adelante en el futbol y debutar en Primera División. Estoy estudiando tercero de bachillerato, quiero ser doctor”.

Marcos admira a Javier Cortés y Luis Fuentes de los Pumas; Othokari a Raúl Jiménez, aunque le va al Cruz Azul.

Ambos tienen un deseo: que llegue la paz a Guerrero.

¿Qué le pedirías al Presidente de la República y al Gobernador?, se le pregunta a Marcos.

—Tienen que tomar cartas en el asunto. Hay muchísima inseguridad en el estado. Que pongan más atención en la policía. Cuando estuvimos ahí, tardó muchísimo tiempo en llegar la ayuda. Quiero que volteen más hacia Guerrero, demanda.