Relevo silencia festejo del “Mariachi”

Deportes 11/10/2012 01:34 Actualizada 08:40

NUEVA YORK.— El mexicano Miguel González tuvo una notable actuación en su debut en los Playoffs, pero se fue sin decisión ayer cuando los Orioles de Baltimore perdieron 3-2 ante los Yanquis de Nueva York, que se pusieron arriba 2-1 en su serie divisional de la Liga Americana.

El Mariachi González permitió cinco imparables y apenas una carrera en siete entradas de labor y dejó a los Orioles ganando 2-1, pero su compañero Jim Johnson permitió un cuadrangular de Raúl Ibáñez en el cierre de la novena que empató el juego.

Ibáñez luego se consolidó como el héroe del partido al pegar otro jonrón en el inning 12 ante un lanzamiento de Brian Matusz.

Fue la primera vez en toda la temporada que los Orioles quedaron tendidos en el terreno.

“Fue sorprendente, esto fue algo realmente increíble”, dijo Ibáñez, quien se convirtió en el primer jugador de Yanquis en pegar dos cuadrangulares en un juego de Playoffs desde el 2004.

“Estoy muy agradecido con la afición que siempre me ha apoyado”, añadió Ibáñez.

El mexicano de 28 años de edad lució contrariado en el dugout de los Orioles tras los tablazos de Ibáñez.

Los Orioles tomaron la ventaja en el partido desde la tercera entrada, cuando Ryan Flaherty pegó un cuadrangular solitario por todo el jardín derecho ante un lanzamiento de Hiroki Kuroda.

Los Yanquis respondieron en la parte baja de ese rollo cuando Derek Jeter pegó un triple por lo profundo de jardín central para que anotara Rusell Martin.

Baltimore retomó la delantera en el quinto episodio cuando Manny Machado le pegó otro palo de vuelta entera a Huroda.

Con la espalda contra la pared, el manager de los neoyorquinos Joe Girardi reemplazó al estelar Alex Rodríguez y en su lugar metió a Ibáñez, quien lo hizo lucir como genio.

Ibáñez pegó on un tablazo de 403 pies que se fue por encima de la barda del derecho ante la algarabía en el Yankee Stadium.

Rodríguez, quien es una de las estrellas de los Yanquis. iba sin hit en tres turnos con dos ponches.

“Alex es un gran compañero y estoy seguro que va a salir pronto a retomar su nivel, lo importante aquí es el equipo, los Yanquis y el ganar, lo demás no importa”, concluyó Ibáñez.

González, quien es originario de Jalisco, no dio bases por bolas y ponchó a nueve Yanquis para dejar en su efectividad en 1.29.

Pero el relevo de los Orioles le negó su primer triunfo en Playoffs.