Se encuentra usted aquí

Castillo da su personal versión

11/08/2016
01:11
-A +A

Río de Janeiro.— Ante las versiones de que habría contratado acompañantes femeninas con fines lúdicos como parte de su equipo de trabajo en Río de Janeiro, Alfredo Castillo, director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), niega rotundamente los hechos y menciona en entrevista que todos los miembros viajan con una justificación laboral.

En cuanto a Jacqueline Tostado, con quien se le vio en varios eventos olímpicos, asegura: “Es mi pareja y vino con sus propios medios”.

Al menos otros 15 miembros de su equipo contarían con acreditación oficial además de él y su supuesta novia, entre ellos está su fotógrafo personal.

Castillo asegura que sólo cuenta con una acreditación extra para su acompañante, además de la suya, por parte de la delegación mexicana.

Sin embargo, un funcionario deportivo que pidió el anonimato aseguró a EL UNIVERSAL que algunos de los gafetes, entre 15 o 16, le fueron otorgados por la Federación Internacional de Judo (FIJ), organismo que hace algún tiempo habría recibido las facilidades para acceder a un terreno en las instalaciones de Conade en Tlalpan y poder construir un centro de alto rendimiento.

“Es totalmente falso, una mentira, no tengo otras acreditaciones por parte del Comité Olímpico Mexicano (COM). Lo que tenemos son acreditaciones de medios de comunicación [no quiso revelar los nombres], de fisioterapeutas, médicos, metodólogos, entrenadores”.

En cuanto a si recibió acreditaciones por parte de la FIJ, dice: “La Federación Internacional de Judo me ofreció una acreditación, la cual quedó sin efecto en el momento en que me dieron mi acreditación como ministro del Deporte”.

Acepta una buena relación con ese organismo. Sobre el terreno en Tlalpan, menciona: “Hay un convenio con la Federación Internacional de Judo, en donde ellos tienen un área de alto rendimiento en las instalaciones de la Conade. Las buenas relaciones que tenemos con esa Federación devienen porque ambos combatimos los abusos que se llegan a dar por parte de algunas instancias internacionales, más allá de eso no hay otro vínculo”, sentenció.

Sobre su polémico tweet en el que habla de represalias por no pagar 15 millones de dólares, reconoce que fue dirigido a la Federación Internacional de Natación (FINA) por el litigio que sostienen en torno de la multa por cancelar el Mundial de Natación de México.

“FINA se quiere quedar, de a gratis, con 14.5 millones de dólares”.

—¿Sostiene que eso afectó a nuestros clavadistas en el jueceo?

“No sólo eso, lo que le hicieron a Rommel y Yahir [no les permitieron repetir un clavado] tiene todo el tinte de alevosía y premeditación contra el equipo mexicano”.

—¿Cuándo caerá la primera medalla?

“Tenemos a 10 competidores que han estado entre el lugar cuarto y ocho del mundo, lo dije desde el principio, la diferencia entre el primero y el cuarto puede ser un aspecto mínimo”.

Confía, no obstante, en que pronto caigan las preseas.