Los taekwondoínes se concentran al cien

Deportes 11/07/2014 01:25 Actualizada 08:42

La selección mexicana de taekwondo de la categoría Cadetes se encuentra en Querétaro para realizar su última fase de entrenamiento, previo a su participación del 24 al 27 de julio en el primer Campeonato del Mundo de la categoría, en Baku, Azerbaiyán.

No existen antecedentes previos de selecciones nacionales en esta categoría, por lo que además de ser pioneros en esta justa mundial, los 20 integrantes del representativo mexicano (dos de ellos de Querétaro), han sorprendido a los tres entrenadores responsables de la categoría: Óscar Salazar Blanco, Claudia Valdés y Lezmar Fierro.

“No contamos con ningún récord antes de esta categoría, pero sí con la fama que ha hecho México, ese es un factor importante, siempre dicen, ‘ah me toca con México’, ya desde ahí es un punto a favor de nosotros, debemos aprovechar esa expectativa que tienen los otros países. Vamos con la idea de dar siempre un punto más que el otro, si el otro hace cinco nosotros seis, eso siempre nos va a mantener con la ventaja”, declaró el medallista olímpico Óscar Salazar.

Y agregó que “hay buenas expectativas como entrenador, pienso que vamos a obtener cuatro medallas”.

Aseguró que busca compartir su experiencia al estar al frente de la selección, pues “ahora los muchachos saben y sienten que México es una potencia, mi trabajo es hacerlos creer eso, además trato de bajar la marcialidad, son niños y no les gusta estar bajo un régimen, pero sí quiero que se diviertan y disfruten, así entrenan mejor, con el optimismo de que van a ser los campeones”.

Mentalidad ganadora

Claudia Valdés confía en tener excelentes resultados en Baku, esto por la gran entrega y concentración que han mostrado los taekwondoínes de entre 11 y 14 años.

“Me encanta el grupo, tiene una mentalidad ganadora. Las nuevas generaciones tienen una mentalidad ganadora, quieren comerse al mundo, no sienten limitantes, no tienen la presión de un seleccionado lleva varios años en competencias internacionales, es una nueva experiencia para ellos y los chicos están entregados, cuidan su peso, enfocados en su competencia, muy entusiasmados pero sin la presión de un Mundial”, declaró la entrenadora, que sabe que los mexicanos llevan terreno ganado al trabajar desde edades tempranas (4 o 5 años), algo que en Europa no se da.

Queretanos con cualidades

Lezmar Fierro, por su parte, comentó que entre la veintena de seleccionados son dos los queretanos con buenas cualidades para destacar en el Mundial.

“Está Gustavo de León en welter (-63 kg) y Osvaldo Pérez en heavy (+65 kg), ellos vienen de ganar los dos eventos que tuvimos de preparación en Corea, se vieron muy bien por lo que estamos convencidos que van a dar un buen espectáculo. En el caso de Osvaldo le favorece su altura, es un chico que tiene 13 años y que mide 1.86m, tiene muy buena potencia en las piernas”.