Nelson Vargas pide aplicación de mano dura

Deportes 11/03/2013 03:29 Actualizada 03:29

Aprieta el puño enérgico, serio, contundente y con ira. Nelson Vargas es claro: si se quiere fulminar a la violencia en los estadios del futbol mexicano debe aplicarse la mano dura.

“Las barras deben ser educativas, ¿por qué Inglaterra acabó con todo eso? Porque hubo mano dura, acabaron con los hooligans; aquí somos complacientes, los encerramos una hora y los sacamos a la que sigue, aunque hayan destrozado la avenida Reforma o Insurgentes. Este país tiene que cambiar, qué bueno que haya acciones como las que últimamente estamos viendo y que no sea llamarada de petate, para sentir que hay un nuevo gobierno”, reclama en entrevista excluisiva con EL UNIVERSAL, el ex titular de Conade en el sexenio de Vicente Fox Quesada.

Un hecho que nota Vargas en su exposición en contra de la violencia en los estadios del futbol mexicano es que dentro de los grupos radicales de animación existen delincuentes que se infiltran en éstas para cometer ílicitos, so argumento de considerarse como un fiel al futbol y a su equipo.

“Hay que tener cuidado, los delincuentes se incrustan en esos grupos para sacar provecho y quien de verdad ama el futbol, se ve sorprendido. Al rato esa gente involucra a otros para delinquir. Hay que tener cuidado, porque los mal intencionados, con el pretexto de que son apasionados, se incrustan para delinquir y sacar un provecho económico y beneficiarse”, lamenta el empresario.

El convivir con un “chamaco”, que gusta de ver los partidos de Universidad con su polémica barra, hace que Vargas exponga que los integrantes de los grupos de animación tengan una “deformación” en su personalidad, ya que sus cánticos están plagados de palabras altisonantes. Invita a que los integrantes de las porras tomen conciencia de que sus actos tienen repercusiones.

“Si hacemos ver a las barras que lo que ellos hagan se va a ver reflejado en la educación de los niños tenemos que crear esa conciencia. Yo tengo un chamaco que estaba feliz de ir a gritar groserías al estadio, era puma y estaba en La Rebel y me cantaba las canciones. Yo le decía ‘¿estás loco?’, cada canción era una grosería, no puede ser, desarrollas un joven, le deformas su mentalidad”.

Como remedio a la violencia, Vargas hace énfasis en la educación y la labor de las autoridades. “La educación es clave, pero si nada más involucras a los equipos profesionales, de nada sirve. Tienes que involucrar a los secretarios de educación pública de cada estado, en conjunto con el director del deporte estatal, con los niños de las ligas, es un trabajo de base, porque eso ya es la desesperación de que no se trabajó en los valores, educación, en la formación de los niños”. analiza. (Héctor A. Morales y Ángel Parra)