Se encuentra usted aquí

Compromiso aburrido y poco útil

11/02/2016
03:16
-A +A

Miami.— Fue un gran centro de Cándido Ramírez, apenas en la primera pelota que tocó tras su ingreso como suplente, un envío al que Jesús Dueñas respondió con un remate seco y contundente con la cabeza para marcar el gol que abrió el camino a la victoria mexicana 2-0 sobre Senegal.

Pero esos destellos fueron demasiado poco, porque el partido, a pesar del triunfo conseguido al final, fue aburrido e inservible, con sólo 20 minutos para rescatar.

El verdadero triunfo fue para la Federación Mexicana de Futbol, que recibirá la paga correspondiente por el juego, porque los organizadores poco pudieron cosechar debido a la pobre entrada que se dio en el Marlins Park, un estadio de beisbol acondicionado para la ocasión.

La Selección de la Liga MX sufrió demasiado ante un equipo africano armado al vapor, que con su sola arma, por todos conocida: la velocidad, puso en serios problemas al Tri, desconfiado, lento, impreciso, sobre todo en la primera parte. Ya en el segundo tiempo, en los últimos minutos, el plan marcado por Juan Carlos Osorio, explotar las bandas, dio resultado y el señalado por su poca actividad en su club, el Monterrey, Cándido Ramírez, puso el servicio para el primer gol de Dueñas y minutos después, otra vez desde la raya de cal, vino la combinación tuza, ya que Hirving Lozano puso el servicio a Rodolfo Pizarro para sentenciar el juego.

Veinte minutos que valieron la pena; el problema es que para llegar a eso se tuvo que soportar de un insípido juego por 70 largos minutos en los que todas las críticas realizadas cobraron fuerza, dejando más dudas que respuestas a un técnico que no debió salir satisfecho después de esta muy pobre exhibición.

Ahora lo que viene para el Tri es olvidarse del “mole-tour” y pensar ya en serio. Vienen los juegos de eliminatoria ante Canadá y la Copa América, en donde seguramente algunos, la mayoría de los convocados para este juego, serán olvidados.

El primer tiempo fue de auténtico sufrimiento para México. Se vio una Selección muy sobrada, que pensó que con poco podría arrasar a un equipo senegalés lleno de juventud, pero también de ambición. Con orden, con estar bien parados de media cancha para atrás, con sólo eso, pudieron irse arriba en el marcador, lo que no ocurrió, debido a la buena actuación de Jesús Corona en su regreso a la portería nacional.

El segundo tiempo se vivió el mismo sufrimiento que el primero y de nueva cuenta fue la defensa la que más se evidenció, que actuó con nerviosismo y falta de comunicación.

Llegaron los cambios hechos en los últimos 20 minutos de juego. Cándido Ramírez, con todo y su inactividad, apenas a los dos minutos de ingresado puso el balón justo a la entrada de Dueñas, uno de los mejores hombres del partido, para abrir el marcador.

Ya en esa etapa a Senegal se le acabó el aire y el campo era sólo para el equipo mexicano. Vino otra modificación y el volante Rodolfo Pizarro vio la luz en la cancha. En una jugada hecha en Pachuca, iniciada por Hirving Lozano, Pizarro, también con remate con la cabeza, sentenció finalmente el juego.

Alejandro Palacios se quedó con las ganas de entrar al campo, debido a una lesión de Luis Montes, el ‘Pikolín’ tuvo que ser sacrificado.

Los abucheos recibidos al término de la primera parte se cambiaron los aplausos al terminar el juego. La gente que va a observar al Tri en Estados Unidos es generosa, con poco que le den, da mucho; y esta vez con sólo veinte minutos de emoción que ofreció la Selección Mexicana armada con futbolistas de la Liga Mx, salió satisfecha.

Lo mejor, los 20 minutos finales, lo peor, la lesión del ‘Chapo’ Montes en el peroné, que da la razón a Jorge Vergara y a su negativa de prestar jugadores a este MoleTour.