Pelé, entero; quiere ‘jugar’ los Olímpicos

10/12/2014
01:27
-A +A

Sao Paulo .— El ex futbolista brasileño Pelé abandonó ayer el hospital, recuperado de la infección urinaria que lo mantuvo internado por dos semanas, y aseguró en tono de broma que se siente “listo” para disputar los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

“Quisiera recordar que en [el torneo de futbol de] los Juegos Olímpicos, pueden actuar tres jugadores profesionales [mayores de 23 años]. Yo soy uno de ellos”, expresó ‘O Rei’, en tono humorístico, en una rueda de prensa en la que confirmó que cuenta con un solo riñón desde 1977, cuando vivía en Estados Unidos y jugaba para el Cosmos de Nueva York.

“Cuando yo todavía jugaba por el Santos, sufrí un rodillazo y la costilla causó una perforación en el riñón. Yo no lo sabía, en ese entonces seguí jugando, porque los contratos del club exigían la presencia de algunos jugadores en todos los partidos y ese era mi caso”.

“Cuando me fui al Cosmos, empecé a sentir fiebre, y el médico me dijo que yo estaba viviendo desde hacía algún tiempo con un solo riñón, porque el otro ya no funcionaba. Me hice la operación en Nueva York, por eso la gente en Brasil no se enteró”, relató.

Pelé afirmó que la serie de problemas de salud que sufrió en las últimas semanas lo sorprendió, pero aseguró que en ningún momento se le ocurrió la posibilidad de que su vida estuviera en riesgo: “Claro que me preocupé, pero no tuve miedo a morirme”.

El ex futbolista de 73 años admitió, sin embargo, que vivió “un periodo complicado” desde el 12 de noviembre, cuando fue operado para retirar cálculos en el sistema urinario. Fue dado de alta tres días después, pero el 24 de noviembre volvió a ser internado en el Hospital Israelita Albert Einstein, a raíz de una infección urinaria.

De las dos semanas que pasó en la clínica, Pelé permaneció por cuatro días en una unidad de cuidados intensivos, en la que se sometió a un tratamiento de hemodiálisis.

“Fue un período complicado. Cuando estaba mejorando, vino la infección. Llegué a pensar que Dios se estaría olvidando de mí”, recordó. DPA