¡Se vale sonreír!...Wilberto Cosme

Deportes 10/03/2013 02:46 Actualizada 12:23

[email protected]

TIJUANA.— La sonrisa de Wilberto Cosme se vale, porque significa que los Gallos Blancos no se van a morir pronto, sino que lucharán hasta que no existan más puntos en disputa en el Clausura 2013 y el descenso se consume matemáticamente.

Un único tanto del conjunto queretano en la difícil cancha sintética del estadio Caliente sirvió para que los emplumados manden un aviso al Atlas y al San Luis que están en pie de guerra y con un juego aguerrido y un picotazo pueden dar batalla.

Los Xoloitzcuintles tienen la mente totalmente puesta en la Copa Libertadores. Están metidos en el certamen continental, porque se pueden dar el lujo de “tirar” el torneo de Liga sin mayores contemplaciones.

Después de todo como monarca del futbol mexicano le está permitido ese privilegio con tal de defender el orgullo de nuestro balompié en América.

Además, los Perros Aztecas han encontrado en la Libertadores una competencia que les ha acomodado a la perfección. Ahí llevan nueve de nueve puntos y ya derrotaron al campeón del mundo, el Corinthians brasileño.

Ante ese club tendrán la revancha en suelo sudamericano a media semana. Harán los Xolos un largo viaje a la tierra de la verdeamarelha para saber si son capaces de mantener la perfección ante un rival de jerarquía.

Tal concentración de la Copa Libertadores ha hecho que Antonio Mohamed haya salido raspado en los últimos dos compromisos de liga.

Contra Atlas y ante Querétaro sucumbieron, sin mostrar demasiada resistencia, ni hambre por conseguir las victorias, que para El Turco van más para el anecdotario que para su currículum mientras compita en América.

Esa circunstancia la aprovechó perfectamente el equipo gallo. Ignacio Ambriz volvió a buscar trabar el juego en la mitad de la cancha.

Siempre nervioso, el técnico queretano veía el ida y vuelta del partido con cierto recelo, aunque se veía satisfecho cada que los delanteros de Tijuana fallaban sus intentos por lucirse ante su afición con una nueva victoria.

Al minuto 33, Nacho encontró la felicidad de un gol.

El Querétaro se fue al frente con una anotación de Wilberto Cosme. De ahí, luego, luego a echar el camión atrás fue la consigna de los emplumados.

Una definición de pierna derecha dentro el área derrotó al arquero fronterizo Cirilo Saucedo.

La historia para los Gallos fue aguantar hasta el final. Como les sucedió la semana pasada ante Monterrey en La Corregidora pasaron algún susto que les comprometió la victoria.

No pasó a mayores y también tuvieron situaciones para aumentar la ventaja en el marcador.

Al término del duelo, lo único que valió fue la sonrisa de Cosme. Esa mueca es mensaje para Atlas y San Luis en la lucha por el no descenso. El Querétaro aprovechó, para mantenerse con vida, que los Xoloitzcuintles quieren morder en el continente, ya no en México.

Temas Relacionados
Gallos blancos Tijuana se vale sonreir