Granada no es rival para el Barcelona

Deportes 10/01/2016 01:33 Actualizada 02:54

Barcelona.— El club Barcelona despidió la primera vuelta de la Liga —a la espera de disputar el partido aplazado con el Sporting— como líder provisional de la competición, después de golear al Granada 4-0 con un triplete de Leo Messi y otro tanto de Neymar.

Fue un partido enormemente plácido para los azulgranas, un oasis en mitad de los derbis de alto voltaje que ha tenido que librar con el Espanyol y cuyo tercer acto se vivirá el próximo miércoles, en Cornellà-El Prat, en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey.

No salió el Granada a esperar al Barça, tampoco a buscarlo, y pagó esa indefinición táctica y su falta de convicción para soñar con hacer algo grande.

Messi se echó el partido desde su primer gol apenas a los ocho minutos.