Ferretti, sin problema del qué dirán

09/12/2014
01:21
-A +A

[email protected]

Monterrey .— La realidad es que Ricardo Ferretti no cae bien. No es un personaje folclórico como Miguel Herrera. La realidad es que al ‘Tuca’ no le gusta que le digan genio, o leyenda. “Soy un simple soldado que hace lo que le pide su directiva”, dice.

Pero soldado triunfador.

Nacido hace 60 años en Río de Janeiro, Brasil, Ricardo Ferretti de Oliveira llegó a México hace 36 años para jugar con el Atlas. Se retiró como jugador en 1989 para en el 91 abrazar la carrera de técnico en la cual lleva trabajando 23 años sin interrupciones.

Y va por otro título, el cuarto de una carrera marcada por la crítica a su sistema de juego que obtiene resultados, pero que privilegia el orden sobre el espectáculo ofensivo. “Son opiniones”, acepta el ‘Tuca’. “Y todos tienen derecho a opinar”, dice en un tono paternal que de un momento a otro cambia abruptamente para aderezar la charla con algunas “malas palabras”. “Seguro que ahora, muchos de los que opinaban y criticaban eso cambian de opinión, muchos han hablado muchas chin... de mí, pero bueno, hoy estamos en la final y no tengo problema del qué dirán”.

Ferretti juega a cómo le dicen, si el reglamento habla “de un gol de visitante, pues jugamos con eso. No sé quién les dijo que el gol de visitante hace a la Liguilla más ofensiva, ya ven que no es así. Si me hacen un gol, yo tengo que hacer dos. Mejor prefiero que no me hagan ninguno. Si eso no lo hacen en la final, creo que no están tan convencidos de que es lo ideal. En fin, hasta que no les pregunten a los que están en el campo, seguiremos así”, apunta.

No es la primera vez que el ‘Tuca’ critica al sistema. El brasileño no sabe quedarse callado; ese ha sido su sello. Al inicio de torneo se le volvió a señalar por tantos cambios que hizo a la plantilla, sobre todo la salida de Lucas Lobos, pero para eso también tiene respuesta.

“Si no hacemos cambios en el futbol aún seguirían jugando [Oswaldo] Batocletti, [Gerónimo] Barbadillo, [Mario] Carrillo. A veces le atinas a los cambios, a veces no. Hay que tomar esos riesgos calculados. A ver. Kaká pasó al Real Madrid por 70 millones de dólares y casi no jugó. ¿Se acuerdan de Kaká en el Madrid? No. Los que salieron fue por su beneficio, a donde están ganan más y son titulares y los que llegaron tomaron de buena forma la responsabilidad. Las comparaciones siempre son malas, ahí todo el mundo sale perdiendo, y para que nadie salga perdiendo sólo trayendo a [Lionel] Messi”.

Así es Ricardo Ferretti. El guía de los Tigres que van por el título. “Soy feliz. Mira mi sonrisa —y apenas dibuja una mueca—. Si ganamos me río completo”. Y antes de despedirse promete que la final será diferente porque el gol de visitante ya no cuenta.