Convencido de llegar a ser campeón mundial

09/10/2013
12:00
-A +A

[email protected]

Felipe Gallo Orucuta tiene la firme convicción de convertirse en campeón del mundo. El boxeador mexiquense supergallo mantiene dicho objetivo sin importar que este año perdió la oportunidad de lograrlo al caer ante el argentino Omar Narváez, campeón de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), por una polémica decisión dividida.

“Sigo enfocado en mi objetivo y en mi meta, que es ser campeón del mundo. Ante Narváez, desafortunadamente, no pude conseguir el título. Sé que perdí, pero di lo mejor de mí. Fue una pelea muy polémica por la decisión en las tarjetas, pero sé que perdí sólo una batalla mas no la guerra. Sigo enfocado en lo mío, que quiero ser campeón del mundo y, primeramente Dios, lo voy a lograr”, afirma Orucuta.

El Gallo (28-2, 23KO) fue a Buenos Aires el 25 de mayo pasado para hacerle frente al veterano argentino. Una de las tarjetas lo favoreció, pero las otras dos fueron para Narváez.

“Siento que me hizo falta experiencia para coronarme. Yo venía de pelear un round en mis últimas dos batallas. Es bueno ganar en un round, pero no te deja nada de aprendizaje, que se necesita para una pelea grande de título de mundo. Una pelea contra un gran campeón. Creo que la experiencia se gana poco a poco y lo he estado trabajando”, apunta.

El boxeador entrenado por Nacho Beristáin adelanta que sus promotores le han planteado dos escenarios para el año 2014. Uno es volver a enfrentar al argentino por el fajín de la OMB o buscar el título en la misma división supermosca de la Federación Internacional de Boxeo.

“En estos momentos soy el número uno del mismo organismo [de la OMB], entonces estoy como el retador oficial. Esa es una opción. Pero también mi promotor me comentaba la posibilidad de que podría ir a pelear contra el japonés [Daiki] Kameda. Hay esas dos posibilidades, pero yo estoy en lo mío, que es entrenar duro. Voy a tomar la pelea contra quien sea”, enfatiza.

Por lo pronto, Orucuta salió avante en su pelea ante el tijuanense Javier Gallo, el sábado pasado, en una pelea marcada por las cortadas en ambos pugilistas que tuvo que irse a las tarjetas apenas en el quinto round. Un primer paso para volver a tener un combate titular.