“El boxeo es demostrar de qué estás hecho”: entrenador

No es sólo pegarle a un costal, Carlos ve más allá en el deporte: jóvenes dejando vicios y personas liberando el estrés cotidiano
“El boxeo es demostrar de qué estás hecho”
Foto: Román Castillo
09/09/2018
04:35
Danaý Martínez
-A +A

La actividad física no solamente es para los deportistas, sino para todas aquellas personas que desean cambiar su vida, tener hábitos saludables y un acumulado de endorfinas que los hagan sentir más felices y plenos.

El boxeo es un deporte en el que el costal se ha hecho amigo de personas comunes que liberan el estrés y se sienten poderosos con el golpe de sus nudillos. Una decisión basta para tener un nuevo estilo de vida.

“La decisión la debe de tomar cada persona, cualquier decisión con voluntad propia te va a llevar al éxito en cualquier disciplina que te dediques. Yo recomiendo el boxeo porque es un deporte donde demuestras de qué estás hecho, es un deporte que te lleva al límite, es un deporte donde experimentas situaciones de todo tipo: mucha felicidad, a veces importancia, superación, a veces es más como terapia; cuando estamos estresados por el tráfico y todas las cosas que pasan en el día a día, lo que hacemos es venir a desquitarnos con un costal y así liberamos presiones”, explicó Carlos Apodaca, entrenador y fundador de Fit Boxing.

El deporte como una oportunidad

Carlos comenzó su carrera como boxeador a los 18 años en el Distrito Federal. Participó en diversas peleas amateur, provocando un cambio en su vida para siempre.

“Comencé en el gimnasio Sangre Guerrera. Nuestro entrenamiento era una hora de boxeo, una hora de muay thai y una de Jiu-jitsu, teníamos un coach para cada área, en boxeo nos apoyaba el entrenador, Gonzalo Cruz, y Jakin Ruiz que es campeón mundial de Muay Thai, nos llevaban a competir todos los fines de semana, me especialicé en boxeo, me gustó más pelear arriba”, explicó.

Ya en Querétaro se desarrolló en el gimnasio del entrenador Ramón Zamora, junto con Héctor Guillén, ahí se fogueó con diversos boxeadores que hoy son peleadores destacados de Querétaro, como Uriel Bombardero Pérez.

Carlos pasó momentos difíciles durante su carrera como boxeador, situaciones que hoy lo han convertido en una mejor persona.

“Tuve que dejar mucho tiempo a mi familia para dedicarme a eso y ese tiempo de no ver a mi mamá, a mis tías, a mi abuela que la amo tanto como a mi madre, fue difícil alejarme de ellos por dedicarme a esto pero valió la pena completamente porque me llevó a pensar de forma diferente de como pensaba en la etapa más difícil del ser humano que es la adolescencia, estas totalmente perdido, no sabes qué camino tomar y cuando encontró el coach Gonzalo Cruz y me enfocó en el deporte me aleje de muchos vicios, me enfoque en un nuevo estilo de vida”, mencionó.

Artículo
La nueva generación de la Selección tiene mucho por aprender y mejorar, para estar a la par de los grandes
Demasiada garra para un tricolorcitoDemasiada garra para un tricolorcito

Transformar vidas

Luego de una carrera ligeramente corta arriba del ring y cuatro años como coach, Carlos decidió impulsar a futuros peleadores, hace un año que fundó su gimnasio, donde acuden desde jóvenes promesas del pugilismo, hasta gente que quiere darle de golpes a su rutina.

“Lo que a mí me motivó a abrir el gimnasio es que quiero transmitir el conocimiento que tengo e involucrar a muchas personas y enseñarles el amor por este arte, por esta disciplina que a veces creemos que porque no empezamos chicos en este deporte es difícil, pero no, cualquiera puede comenzar”, comentó.

El trabajo que realizan en Fit Boxing tiene que ver mucho con la motivación a través de la música y con entrenamiento personalizado, no solamente a golpear el costal, sino a cambiar su vida para siempre.

“Tenemos un sistema poco común, porque lo que hicimos nosotros fue hacer una mezcla entre boxeo y entrenamiento funcional. Lo que hacemos es tener un entrenamiento de media hora en cada actividad, que sea 50 y 50 por ciento de las actividades que ponemos con fuerza, resistencia y técnica. Lo que nosotros ponemos como un plus es la música, ya que motivamos a los que vienen con música”, dijo.

También, Carlos apoya a jóvenes con gran talento, que no tienen los recursos para entrenar. “Tenemos a Toñito, es un chico que está becado por nosotros, también a Lupita que no tiene los recursos para pagar, hemos becado a varias personas que realmente quieren competir y quieren explotar ese potencial que tienen. Es gente con mucho talento y muchas ganas de salir adelante, tienen mucha hambre de boxeo”, argumentó.

Son tres entrenadores, junto con Carlos, los que están trabajando arduamente para mejorar la calidad de vida de las personas: Daniela Valencia, Arturo Vargas y Santiago Rodríguez forman parte de este equipo para crear la fusión de un entrenamiento con Muay Thai, Ju Jitsu, y por supuesto boxeo, técnica y fuerza complementan un entrenamiento que ayuda a liberar las toxinas de la vida.

“Todos los que estamos en el gimnasio entrenamos, para estar enfocados y saber hacia dónde vamos, hay otro coach que se llama Nicho y nos apoya con la parte de acondicionamiento físico, él prepara peleadores. La satisfacción más importante y que me ha llevado a no desistir y aunque no me dedique en el mundo profesional es ver la superación y romper los límites que ellos tienen”, explicó Carlos.

A la pregunta expresa sobre ¿qué le diría al boxeo si este fuera una persona?, Apodaca comentó: “Que la amo con todo mi corazón y que es lo mejor que me ha pasado”.

cetn

Comentarios