Se encuentra usted aquí

Se defiende Luis Suárez cinco horas

09/08/2014
12:57
-A +A

[email protected]

LAUSANA.— El uruguayo Luis Suárez declaró ayer durante cinco horas ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y gastó la última vía para reducir la sanción que le impuso la FIFA por morder a un rival en un partido del Mundial de Brasil.

El jugador del Barcelona estuvo acompañado en su exposición por abogados de su club y de la Asociación Uruguaya de Futbol (AUF), las dos entidades afectadas por la sanción que recibió en junio Suárez, apartado cuatro meses de cualquier actividad relacionada con el balompié y suspendido nueve partidos con su selección nacional.

“Al final de la comparecencia, el panel informó a las partes que publicará su decisión tan pronto como sea posible, probablemente antes del final de la próxima semana”, señaló en un comunicado el tribunal con sede en la ciudad suiza de Lausana. La Corte Arbitral del Deporte precisó que el laudo completo se hará público días más tarde de la decisión.

El delantero mordió al italiano Giorgio Chiellini durante un duelo de la fase de grupos del Mundial y la FIFA tuvo en cuenta a la hora de decidir la sanción la reincidencia de Suárez, ya que era el tercer mordisco del uruguayo a un rival.

Sin embargo, tanto la AUF como el Barcelona estimaron que la sanción fue demasiado severa y recurrieron al TAS para intentar reducir el castigo. Si el tribunal no le rebaja la sanción, el futbolista no podrá jugar un partido oficial ni entrenarse con sus compañeros hasta el 26 de octubre, cuando el Barcelona visite al Real Madrid por la Liga española.

Vestido con una camisa de cuadros azul y rodeado de cámaras, Suárez se presentó a primera hora de la mañana en la sede del TAS acompañado por su representante, Pere Guardiola. Acto seguido, llegaron en otros coches los abogados del jugador y los contratados por la Asociación Uruguaya.

Suárez, de 27 años, declaró durante cinco horas ante el panel compuesto por los suizos Bernhard Welten (presidente) y Marco Balmelli y el italiano Luigi Fumagalli. Minutos después se subió en un coche sin pronunciar palabra, camino de un aeropuerto para tomar un vuelo con destino Barcelona.

Aunque no reveló sus impresiones, sí firmó algunos autógrafos a los aficionados que acudieron a las puertas de la sede de la Corte. Uno de ellos llevaba un cartel en el que se leía: “Suárez, queremos verte jugar en el Barcelona”.

Al término de la sesión, el abogado uruguayo Alejandro Balbi dijo que quedó “satisfecho por haber comparecido ante un organismo independiente.

“Todas las partes fuimos oídas con garantías. Luis fue interrogado ampliamente y todos tuvieron la oportunidad de expresarse libremente”, dijo Balbi.