La “migra” acosa a los peloteros

Deportes 09/03/2013 02:54 Actualizada 02:54

GLENDALE, Arizona.— La severa política de inmigración que impera en Arizona no sólo afecta a los indocumentados que radican en dicha entidad de Estados Unidos, también afecta a los peloteros de la selección mexicana que juegan el Clásico Mundial de Beisbol 2013.

Este tema lo aborda el columnista de Yahoo, Jeff Passan, quien titula su colaboración de ayer en el portal web: “El equipo de México, incluyendo a la estrella de los Gigantes, Sergio Romo, siente hostilidad en medio de la batalla inmigratoria en Arizona”.

Passan relata que antes del juego de práctica ante los Dodgers, el miércoles, el pitcher Marco Estrada, seleccionado nacional y elemento de los Cerveceros de Milwaukee, fue detenido en un semáforo camino al estadio, aunque no le solicitaron sus documentos de nacionalidad.

El cerrador estrella de San Francisco, Sergio Romo, nacido en Brawley, California, no tiene la misma suerte que Estrada.

“Me han detenido varias veces por conducir un buen auto”, le contó Romo a Passan. “Lo primero que me preguntan es ‘¿Cuál es tu nacionalidad?’, la segunda pregunta es ‘¿Este es tu auto?’, y la tercera pregunta es ‘¿Qué haces para ganarte la vida?’. Les digo: ‘Hermano, eres mexicano igual que yo’. Responden: ‘¡Pero yo nací en Estados Unidos!’, y les aclaro que yo también”.

El columnista de Yahoo opina que posiblemente los peloteros del Tri pasarían desapercibidos en los otros 49 entidades federativas de Estados Unidos, mas no en Arizona, donde la polémica ley SB 1070 le permite a cualquier oficial de policía pedirle documentos de immigración a cualquier ciudadano que tenga apariencia de extranjero.

Los jugadores de MLB, refiere Passan, no están de acuerdo con esta ley, ya que el 30 por ciento de sus integrantes son latinos.