Murray vs. Dallas sin remordimientos

Deportes 08/11/2015 01:55 Actualizada 02:05

Dallas.— Sin Tony Romo, la debacle parece no tener fin para los Cowboys de Dallas, que hoy por la noche reciben a los Eagles de Filadelfia con DeMarco Murray, quien el año pasado con el uniforme del equipo de la ‘Estrella solitaria’ corrió 957 yardas en el estadio AT&T, que ahora lo abucheará por su decisión de irse durante la agencia libre con un rival de la división.

Murray en su primer encuentro con los Eagles tuvo ocho acarreos para nueve yardas ante Atlanta. Una semana después, ante sus ex compañeros sumó dos yardas en 13 ocasiones que le dieron el balón, para tener el peor inicio de un corredor en la historia de la NFL con un promedio de media yarda por correra, rompiendo el 0.64 que estableció en 1964 Clem Daniels.

“Ellos jugaron un buen partido ante nosotros la última vez. Tuvieron una buena defensa. Pero no estoy preocupado por el partido pasado. Creo que simplemente tenemos que ir allí [Dallas] y hacer lo que hacemos, jugar duro, tener un juego físico superior y con ello espero que consigamos la victoria. Sólo estoy preocupado por conseguir el triunfo”, señaló Murray.

Pero más allá de sus palabras, el encuentro sí representa una revancha para el corredor, que quiere poner a discusión que él era el ancla para detener una catástrofe como la que ahora viven los Cowboys, desde que se rompió la clavícula de Tony Romo.

Y es que créanlo o no, Romo sigue siendo el quarterback de los Cowboys con más pases de anotación esta temporada, con tres, a pesar de que no tiene actividad desde la semana 2.

En ello se reflejan las cinco derrotas consecutivas que tienen los Cowboys, su segunda peor racha desde que hilaron seis al final de la temporada de 2000.

Las riendas de la ofensiva de Dallas las volverá a tomar Matt Cassel, quien estará en su tercer encuentro con el equipo texano y en su tercer partido enfrentando a los Eagles, a los cuales venció en 2013 cuando jugaba con los Vikings y perdió en 2009 cuando era el quarteback titular de los Chiefs, acumulando cuatro pases de anotación y una intercepción, un rendimiento más constante de lo que ha tenido con Cowboys este año.

Cassel deberá tener precaución ante la defensa de Filadelfia, que lidera con 19 el departamento de balones recuperados y Matt tuvo tres intercepciones en su presentación con los Cowboys.

La semana pasada en la derrota contra los Seahawks, Cassel y los ‘Boys’ no tuvieron un pase más largo de 20 yardas, situación que el ala cerrada Jason Witten tomó con preocupación.

“Tenemos que ser capaces de lanzar para más de 97 yardas ... Sólo tenemos que hacer un mejor trabajo todos nosotros”, declaró Witten.

Los Eagles tienen al menos tres robos de balón en cada uno de sus últimos tres partidos. Y son cuartos en la Liga en intercepciones (11). algo que podría mantener a Cassel en su plan conservador.

Si hay una esperanza para Dallas, ésta se encuentra en su defensa, que acepta 337 yardas por partido.

Si los Cowboys pierden tal vez no sea 100 por ciento seguro que estén eliminados, quizá 99 por ciento.